13 dic. 2011

Presuntos


Comentario para el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (13/12/2011)

Ladrón, atracador, chorizo, caco, ratero, carterista, descuidero, timador, mangui… con estos términos asignamos una condición a una persona. Pero para calificarles de tales tiene que haber una condena por el medio. No puede ser de otra forma en una democracia. Pero eso sí, el mal no siempre se paga. No se si la justicia divina lo podrá tener en cuenta, pero está claro que en muchas ocasiones la humana no cumple con su misión.

Dicho esto ¿qué es un presunto? Ahí le duele. Es una categoría indefinida. Con decir que es aquel a quien se considera posible autor de un delito antes de ser juzgado es como si no dijésemos nada. No es carne pero tampoco pescado. Iba a decir que es como estar en el limbo, pero no, que ya no existe.
Estábamos en lo de presunto. En lo de esas gentes que todo les señala como culpable de algo pero que todavía está sub iúdice. ¡Como suena eso!

Veamos algunos ejemplos. Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la CEOE es el presunto causante de la quiebra de Marsans o el que cazueleó, presuntamente, en las Aerolíneas Argentinas. Poca cosa. Como presunto de esos desmanes, y otros más, aún se permitía el lujo de dar lecciones a todo el mundo y seguía siendo el jefe de los empresarios. Del presunto mangui Álvaro Pérez, el Bigotes, no voy a decir nada, pobrecito. ¿Y qué me cuentan de Luis Bárcenas? ex tesorero del PP y presunto acusado de enriquecimiento ilícito. Durante mucho tiempo fue presunto, luego fue exonerado por la justicia.
Otro presunto es Miguel Castillejo, sacerdote, en este caso de llevar a la quiebra a Cajasur. Perdónales, Padre, que no saben de lo que hablan. Amén.
Esperen que aún hay más.

¿Hablamos de Camps? ¿Presunto también? Pues sí, amiguitos del alma, presunto y muy presunto. ¿Vuitton? Perdón, Barberá, Rita, ¡nada de presunta! Ni eso, inocente.
¿Carlos Fabra? Presunto, por favor. Culpable eso sí de tener una suerte inmensa. Cada vez que juega a la lotería le toca. Gracias a eso está forrado. Presunto suertudo.
No se apuren que no me he olvidado del presunto Blanco. Manda carallo si presuntamente recogía empresarios en las gasolineras.

Por tierras astures también tenemos nuestros presuntos. José Luis Iglesias Riopedre, ex consejero de Educación y presunto malversador de fondos públicos además de pago y cobro de comisiones. No estuvo solo, presuntamente, le acompañaba María Jesús Otero,su fiel escudera. Lo de Marta Renedo, alta funcionaria y presunta en casos de corrupción de adjudicación de contratos, presuntamente va por otra vía paralela.
Ven como hay muchos ejemplos, no son todos los que debieran, pero para muestra un botón.
Cambiando de presuntos, Aznar y Felipe ¿lo son? No, por supuesto que no. ¿Son presuntos de defender los intereses de  las eléctricas? Hombre, si nos ponemos así no son presuntos, son culpables.

Pero a mi, lo confieso, quien más pena me da es Urdangarín. Prubín. Venga que alguien me explique de que es culpable. De nada. De momento no parece ni presunto. Tanto es así que le han abierto el limbo otra vez para él. Imagínense lo que estará sufriendo su familia política. No lo quiero ni pensar. Por cierto ¿tienen negocios? Mejor dicho ¿sabe alguien de sus presuntas inversiones? Corramos el velo, muy tupido.

El estado de presunto en este país te permite seguir gozando de todas las prerrogativas, presentarte a elecciones y ganarlas por mayoría absoluta y si me apuran ser un héroe a ojos de muchos españolitos. No, no se escandalicen, ahí tenemos el caso de Jesús Gil o Julián Muñoz, para entendernos Cachuli. Todavía hay gentes que les aplauden. Para quien aún tenga dudas véase a Mario Conde. Este ya no es presunto sino condenado en firme por chorizo y ahora da consejos, lecciones de ética y vende libros como churros.
Otro presunto es Ruiz Mateos. Miren las que armó y no se anduvo con chiquitas anunciando en televisión la emisión de acciones y al final se fue todo al garete, otra vez más.

Seamos sinceros: en ocasiones somos un país de pandereta… o de presuntos.

Licencia Creative Commons
Presuntos por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

1 comentario:

  1. En portugués, presunto es el jamón. Bueno eso, que el jamón en portugués es presunto.
    Será por eso que a muchos presuntos les regalan jamones....

    ResponderEliminar