20 sept. 2017

Venecia, una ciudad para sentir

“Es un gran placer escribir la palabra Venecia, pero no estoy seguro de que no haya una cierta insolencia en pretender añadir algo a ella”.
Así comienza Henry James su descripción de la Sereníssima. Ahora voy yo y me propongo hablar de ella. Pues ya me vale. Esto es más que insolencia.

Un buen arquitecto de las palabras podría describir la ciudad de Venecia con gran rigor e incluso belleza. Y no sería Venecia. Un fotógrafo, un pintor, podrían captar un momento, un lugar, desbordando colores, luces y sombras. Y no sería Venecia.
Venecia es un sentimiento. No. Venecia es una descarga eléctrica para los sentidos. Sus calambrazos despiertan sentimientos adormecidos que te arropan.


No sé si es una ciudad decadente. Sí sé que es vieja. Hay edificios que están a punto de ahogarse. Desconchados, descoloridos, heridos por grietas que probablemente acaben con ellos, abandonados. No importa, a mis ojos son hermosos. No lo diría de otra ciudad.


Canales, puentes y calles se entremezclan en un laberinto. Todo se parece, nada es igual.

En cualquier recodo te topas con un pequeño puente cortando un exiguo canal y el ferro de una góndola asomando en silencio. No hay nadie más. Una fotografía rápida. La miro. Se desliza. Se va. Silencio. Sonrío.


Callejeando se extravía el cielo. No importa. Nada se me perdió en él. Oigo una melodía. Intento dirigirme hacia ella. No hay salida. Retrocedo. Tomo otra dirección. Una nueva plaza se abre ante mí. Allí está. Toca un chelo ¿o es un contrabajo? No sé. Me gusta lo que oigo. No hay barullo.


Vueltas y más vueltas. Los ojos se vuelven locos por acaparar imágenes. Otra vez en el Gran Canal.
Vaporettos, traguettos, taxis acuáticos, góndolas y lanchas se entremezclan - sí tienes mala suerte te das de bruces con un crucero -. Caos ordenado. Turistas y venecianos comparten espacio pero cada uno va a lo suyo. Unos abrimos la boca y lo fotografiamos todo, ellos nos dejan hacer. Somos una molestia ¿necesaria?


El Puente de Rialto o la Plaza de San Marcos, en las mañanas, es un hormiguero de cámaras tras las cuales nos escondemos. Nos vemos apurados para darle al clic y “subirlas” a internet.

“…Porque si bien hay algunas cosas desagradables en Venecia nada hay más desagradable que los turistas”. Esto también lo dice Henry James. Soy un turista.

Atardecer. Acaba de caer un chaparrón. Los últimos rayos de sol aún calientan. Las piedras del suelo brillan. Huele a mojado. Me paro. No escucho nada. Las calles están vacías. Deambulo y no hay nadie. Una calle, un puente, un canal.  Solo, estoy solo. Llego a la Piazza y está desierta. Las góndolas, adormecidas, se confunden en las sombras y el mar. Sueño despierto.

El ocaso da calidez a la ciudad. Las fachadas se cubren de tonos pastel que las convierten en imágenes de un cuento infantil.


“Desde el momento que llegamos, se nos recuerda que Venecia apenas existe como ciudad; que existe solamente como una maltratada atracción de circo y un bazar”. Y es que Henry James la quisiera solo para él. No es el único. Los venecianos la quieren para ellos y, sin embargo, la abandonan.

“Sin duda alguna uno puede ser muy feliz en Venecia sin leer nada, sin criticar, o analizar o pensar agotadoras ideas”. Nuevamente Henry James.

Yo no he leído en ella y sí he sido feliz. 

Licencia de Creative Commons
Venecia, una ciudad para sentir by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

18 sept. 2017

¿Tienen futuro las bibliotecas públicas?


Preguntar por el futuro de las bibliotecas públicas es abrir una puerta a la incertidumbre. Otra cosa bien distinta es la necesidad de su existencia.

¿Son necesarias las bibliotecas públicas? Pues depende a quién se pregunte. Para una persona que no lee, que está satisfecha con sus conocimientos o que encuentra formas alternativas de ocio “más gratificantes” seguramente ni se lo han planteado. Cómo tampoco se lo plantean la mayoría de los responsables políticos.

En España no existe planificación bibliotecaria, en general, ni tampoco una promoción seria y continuada de la lectura. El Plan Cultura 2020 es un claro ejemplo de que no existen.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en ese Plan Cultura 2020 dedica muy poca atención a las bibliotecas. Además de algunas mejoras en infraestructuras habla de impulsar un catálogo único de autores españoles en la Biblioteca Nacional de España y facilitar la reutilización de la información que genera esa biblioteca. Menciona también el impulso al Observatorio de la Lectura y del Libro y la puesta en marcha de un Plan de Fomento de la Lectura. Otra de las medidas propuestas es la creación de clubes de lectura en los colegios, dentro de su oferta de actividades extraescolares, para fomentar la lectura y con esto terminaron.

Sencillamente penoso. Solo tienen que ver lo que se está haciendo, o ya se hizo, en otros países de la Unión Europea. Ni siquiera tienen que inventarse nada.

En Inglaterra, en el año 2000 ¡hace diecisiete años! las bibliotecas públicas recibieron una subvención de 140 millones de euros del Gobierno para crear lo que denominaron una Red de los Ciudadanos. Se instalaron centros de aprendizaje de TIC (Tecnologías de información y comunicación) en las 4.300 bibliotecas públicas existentes. Este proyecto incluyó la instalación de 30.000 ordenadores con conexión de banda ancha en todas las bibliotecas.

Paralelamente se desarrolló un programa para crear recursos y se digitalizaron colecciones que dieron como resultado bases digitales educativas. Actualmente ofrece acceso a unos 150 servicios digitales variados. La inversión inicial fue de 75 millones de euros.

Como pueden comprobar algo muy parecido a lo que se hace en España.

En Japón, que nos queda un poco lejos, nos cuentan que han reinventado las bibliotecas. Me picó la curiosidad y me leí varios artículos al respecto. Entre otras cosas se decía en alguno de ellos que “ya era hora de acabar con la idea de que las bibliotecas son un lugar dónde está prohibido hablar, comer y beber”.

Pues nada, de ahora en adelante que las bibliotecas tengan un servicio de mantelería y cubertería para que los ágapes sean más agradables – léase con ironía -.

El mismo artículo, por cierto repetido en varios medios digitales, nos cuenta que “estos espacios se han reinventado y ahora ofrecen cosas muy diferentes: desde clases de ejercicio hasta espacios para jóvenes donde hablar o jugar a videojuegos”.

No acaba aquí la cosa, estos espacios - ¿bibliotecas? – mezclan, por ejemplo, libros sobre salud con una zona dónde hay aparatos para medir la edad vascular o cerebral, así como una zona de consultas médicas.

Pues bueno. ¿Esto es innovación en las bibliotecas? Dicen que sí. La verdad es que no son solo bibliotecas.

El Musashino Place, ubicado en la ciudad japonesa de Musashino, es una instalación pública abierta en 2011. Funciona no sólo como biblioteca, sino también como un servicio para actividades comunitarias. El edificio cuenta con varias salas para actividades, sala de exposición multiusos y en uno de sus sótanos tiene un estudio de grabación, entre otros.

Eso no es solo una biblioteca ¿verdad?

Me recuerda, a escala más modesta, mucho más modesta, a nuestras casas de cultura. La idea inicial era que estas casas fueran ese centro comunitario que cubriese una amplia gama de necesidades sociales relacionadas con la cultura y el ocio. Esa era la intención. En la práctica el poco interés demostrado por las administraciones han llevado a estas Casas de Cultura a languidecer. Los centros municipales integrados de Gijón son otro ejemplo. Pues ahora vienen los japoneses y hacen algo similar pero a lo grande.

¡Qué tristeza y cuánto tiempo perdido!

Ahora quiero pedirles un favor: comparen la página web de la Biblioteca Nacional de España y la de The British Library.

La página de la British es atractiva, nada encorsetada, adaptada a los gustos actuales y con contenidos variados. La de la BNE es apelmazada, pesada, sosa y monótona.

Si del aspecto pasamos a los contenidos entonces la británica gana por goleada. Les cuento un poco.
La Biblioteca Británica, en su página web, divide la información sobre sus servicios en cuatro grandes apartados. En el primero, que denominan Sobre nosotros, contiene la información más clásica, para entendernos, sobre la biblioteca. En el segundo apartado,  al que llaman Apoyamos, podemos encontrar varias subdivisiones que solo con el título ya nos imaginamos el contenido: Haz una donación, Conviértase en Patrón o Patrocinio corporativo. El tercer bloque es el de Servicios y aquí se obtiene información sobre los servicios de digitalización, imágenes en línea o metadatos de la colección. El cuarto, y último, es lo que llaman Información para. La “potencia” de este servicio es impresionante, a la par que complejo – así me parece -. Está subdivido en: colaboración en la investigación, autores, bibliotecarios, empresarios, periodistas, editores, científicos, ciencias sociales y maestros. Sus contenidos son muy buenos y dan respuestas y ayudas a toda la sociedad.
El apartado dedicado a los empresarios es impensable en estos momentos en España.

Les recomiendo que se den un paseo por la British. No hay problema se puede traducir de forma inmediata.

La sociedad se fundamenta en el conocimiento y las bibliotecas públicas son el servicio público más abierto y directo hacia ese conocimiento. El binomio biblioteca pública-tecnologías de la información y comunicación (TIC) es una necesidad, una obligación, en el mundo de hoy y de mañana.

La digitalización debe formar parte de la existencia de las bibliotecas. La información digital es de obligado cumplimiento. Los ordenadores y conexiones de banda ancha imprescindibles. Todo ello con una planificación seria, rigurosa, de lo que tienen que ser las bibliotecas públicas de hoy y de los años venideros. Son necesarias políticas que tengan muy claro que las bibliotecas son un pilar básico de la información al alcance de todos los ciudadanos.

Dicho de otra forma más directa: necesitamos políticos que se crean eso del acceso democrático a la información, el conocimiento y la cultura. Mientras eso no suceda las bibliotecas públicas españolas se quedarán reducidas a la nada.

Licencia de Creative Commons
¿Tienen futuro las bibliotecas públicas? by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

5 sept. 2017

“Las Casinas” de El Viso modelo franquista de viviendas “baratas”

Publicado en La Nueva España el 5 de septiembre de 2017

Lo de la vivienda en España siempre nos ha traído de cabeza. Pasamos de momentos de escasez al auge inmobiliario como si tal cosa. Eso sí, la adquisición de una vivienda en propiedad invariablemente ha supuesto un enorme esfuerzo para la inmensa mayoría de la población de cualquier época.

Los años posteriores a la Guerra Civil fueron muy duros. Por lo que se refiere a la construcción de viviendas el parón fue alarmante y la iniciativa privada no pudo resolver el problema. La escasez y la carestía de los materiales lo ponían muy difícil,  la autarquía y la Segunda Guerra Mundial lo complicaron aún más.
Ante esta situación el Estado paternalista franquista se convirtió en promotor directo,  en otras ocasiones se sirvió de órganos oficiales intermedios para la ejecución de las promociones inmobiliarias.

Ya en 1939, por Ley de 19 de abril, se creó el Instituto Nacional de la Vivienda, dependiendo “directamente del Ministro de Organización y Acción Sindical”, según el artículo 15 de esa Ley. Los estragos de la guerra obligaron a esta iniciativa, aunque no tuvo muy buenos frutos. Así entre 1939 y 1955 el déficit de viviendas se convirtió en un enorme problema.
Al parecer entre 1943 y 1945 se construyeron 26.000 viviendas y 70.000 en 1948, insuficientes para cubrir las necesidades, según datos recogidos por Ramón Betrán Abadía.

La situación no era menos acuciante en los pueblos de aquella pobre España, Tineo no fue una excepción.

El 25 de abril de 1952 el alcalde de Tineo informa a la corporación municipal que se había entrevistado con el Delegado de Trabajo y que éste “le había insinuado (sic) la posibilidad de incluir quince viviendas para obreros, pero que para iniciar las gestiones era necesario el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento, ofreciendo los terrenos precisos para su emplazamiento”.

“Con tal motivo el Consejo Local de Falange, en la sesión celebrada el día 14 de marzo pasado había acordado proponer al Ayuntamiento la cesión de los terrenos municipales de las Eras, y concretamente el sitio denominado La Chamera para la construcción de viviendas protegidas para productores, sin perjuicio de hacer las gestiones precisas para ayudar a las empresas mineras en su deseo de construir otro grupo en las inmediaciones del Rodical, exclusivamente para mineros”.

Por si alguien no se dio cuenta el Consejo Local de Falange tomó decisiones antes que la corporación municipal. Ya se sabe: el que manda, manda.

Con la creación del Patronato Laboral “Francisco Franco” en Asturias, el 8 de mayo de 1952, siendo Gobernador Civil y Jefe Provincial de F.E.T. y de las J.O.N.S Francisco Labadíe Otermín, pretendían solucionar “el angustioso problema social de la vivienda”.

El sistema seguido por el Patronato Laboral, para la construcción de las viviendas, consistía en conjugar las aportaciones económicas de los beneficiarios con su contribución en forma de trabajo. Por su parte, el Instituto Nacional de la Vivienda ponía una cantidad que llegaba al 40 por ciento del importe del coste del proyecto, con carácter de anticipo reintegrable sin interés durante 20 años, y la aportación del 20 por ciento como subvención.

Así al menos lo explicaban.

Con fecha de 25 de junio de 1952 el alcalde informó a la corporación tinetense de todo lo anterior y reitera la necesidad de que el ayuntamiento ofreciese gratuitamente los terrenos necesarios para poder construir.

Queda claro que la carga recaía sobre los compradores, que ponían la mayoría del dinero además  del trabajo personal, y los ayuntamientos.

El tema parece que se iba encarrilando.

El 25 de septiembre de 1953 la cuestión vuelve al pleno municipal. En esta ocasión desde el Patronato solicitan al ayuntamiento que se consigne en los presupuestos una cantidad como donativo al Patronato Laboral para “adquisición de terrenos a efecto de construcción de viviendas en esta zona”.

El Pleno “viendo los deseos de este Patronato y de la eficaz labor que viene desarrollando entre los pueblos de las provincia, acuerda prestar en principio, las ayudas necesarias para el buen funcionamiento de este Patronato, facilitándose a tal efecto, los terrenos necesarios propiedad del Ayuntamiento…”

Algo pasó por el camino y no nos enteramos. ¿No había pedido el Patronato inicialmente terrenos? ¿Cómo es que ahora pide dinero “como donativo” para adquirir terrenos? Resulta sospechoso ¿verdad? Tanto que el propio ayuntamiento no estuvo por la labor tal y cómo se vio.

Todo se aclara más adelante.

El 5 de marzo de 1954, en sesión plenaria, se vuelve a hacer referencia al Pleno del 25 de septiembre de 1953 y en esta ocasión acuerdan, por unanimidad, conceder la cantidad de ciento veinticinco mil pesetas como subvención al Patronato para la adquisición de los terrenos necesarios para construir viviendas.

Alguien se llevó un rapapolvo de cuidado y de lo dicho por el consistorio tinetense nada de nada. El régimen no permitía desavenencias, todo se reducía al ordeno y mando – y desde luego al obedecer y calladitos -.


En agosto de 1954, el día 13, se celebra otro Pleno que entre otros puntos llevaba nuevamente la construcción de viviendas por parte del Patronato Laboral. En él se dan por enterados de las normas por las que se va a regir la adquisición por parte del Patronato de la finca denominada “Las Casinas” sita en El Viso.
Sin titubeos ni duda alguna el Pleno vuelve a aprobar la cantidad de ciento veinticinco mil pesetas para adquisición de esos terrenos.

Al final se construyeron treinta y seis viviendas, participando en su construcción seis equipos de seis “productores”. Las obras finalizaron en mayo de 1959. El arquitecto fue Francisco G. Villamil.

Con la adjudicación de las viviendas se entregaba a cada propietario un “álbum” en el que “hallarás diversas materias, amenas e instructivas, bellamente expuestas, que contribuirán a enriquecer tus conocimientos generales o a proporcionarte momentos de recreo y dicha en el seno del hogar propio, rodeado de los tuyos más queridos”.

Los temas sobre los que “instruía” eran la astronomía, religión, madre y niño, el trabajo, historia, sanidad, geografía universal, historia de España, cocina, el niño, el Frente de Juventudes, Asturias es así, ama de casa.

Por supuesto todos ellos con un espíritu “educativo”.

No faltan en el “álbum” fotografías de Franco, José Antonio Girón de Velasco y José Antonio Primo de Rivera.

Como curiosidad la impresión de este “álbum” se realizó en los talleres gráficos de la editorial “La Nueva España” que la inició el 16 de noviembre de 1958 y se terminó el 14 de enero de 1959.


“Las Casinas” de El Viso ahí siguen. Algunas de ellas han pasado a manos de otros propietarios que nada tienen que ver con los primeros. El tiempo no las ha tratado mal gracias al cuidado de sus moradores.

Licencia de Creative Commons
“Las Casinas” de El Viso modelo franquista de viviendas “baratas” by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

25 ago. 2017

¡Menudas joyas de vacas!

Publicado en La Nueva España el 25 de agosto de 2017

¡Será por vacas en Tineo! El paisaje tinetense es inimaginable sin vacas pastando en los prados. Su actitud cansina, su deambular parsimonioso se ve alterado por su constante rumiar y poco más. Si las miras te miran de tal forma que parecen un poco, bastante, bobas. Son vacas.

Las vacas siguen siendo el negocio que más personas ocupa por estas tierras ¿y saben una cosa? Tineo no ha tenido un detalle con este animal. Ni una estatua, ni una placa. Nada de nada.

No, no es cierto. El diseñador de joyas Lucas Santiago las tiene como un referente, como un icono. Y no es cosa de hace unos días. No en vano a su obra la denomina joyería rural contemporánea. Toda una declaración de principios.

Hace unos años diseñó unas piezas en las cuales las protagonistas eran las vacas, pero no como un símbolo sino como un aporte material. El hueso de cuerno de vaca en sus  manos se convirtió en joya.

En esta ocasión la vaca es la protagonista de forma realista pero también como símbolo para convertirse en un trasunto de la vida de las personas. Es lo que tienen las piezas de Lucas Santiago: se inspira en la realidad, como punto de partida, y da a sus joyas un contenido casi filosófico e incluso poético. Sólo hay que escucharle explicar su obra.

De sus solitarios paseos, acompañado por Mahler, y del acto contemplativo de esos mamíferos artiodáctilos de la familia de los bóvidos - vamos, de mirar a las vacas – Lucas Santiago llegó a la conclusión de que entre estos animales y las personas puede existir un cierto paralelismo vital. La verdad es que algunas personas son tan pasmarotes como las vacas.


Y todo esto viene a cuento de la nueva exposición titulada Vacas 2.0 que se puede contemplar hasta el próximo 17 de septiembre. Lucas Santiago ha creado un espacio interactivo entre el creador, su obra y los espectadores – un workshow, como él lo denomina - y es en él donde se puede visitar (Calle Sol, 28 – Tineo).

La exposición consta de doce piezas en las que recoge momentos de la rutina de las vacas. Ya queda dicho que su interpretación le lleva a incardinarlo con la cotidianidad de las personas.

Sus vivencias personales quedan plasmadas en una pieza que titula “Diapositiva”. En ella rememora sus primeras imágenes de vacas que no eran otras que las diapositivas que su padre realizaba. Hoy traslada esas imágenes al descontrol que existe vía redes sociales. “Todos estamos muy expuestos y la imagen ya no nos pertenece”.

Los títulos llevan implícita la explicación. “Vaya lío” estuvo inspirada en el rumiar de las vacas y de ahí al “rumiar” los problemas de las personas solo hay un pequeño paso.

La música también le sirve de excusa y argumento. “Como una vaca amarrada en la huerta del fraile” nos lleva a todo aquello que nos ata y nos ancla al lugar donde vivimos. El título es la paráfrasis de la canción “Como un burro amarrado en la puerta del baile” de El último de la fila.

Las esquilas están asociadas a las vacas y no faltan en la muestra. La realizó como la hacen los artesanos, aunque es de plata con un baño que le da la tonalidad que todos conocemos, y la descontextualiza con un collar de perlas.

Un toro encima de una paca de hierba representa el mando, el poderío. La titula “Almirante” que no deja de ser una broma, las vacas marinas son otra cosa.


La joya titulada “Noria” es otro juego, y contradicción. Un toro, a semejanza del “Toro de Osborne”, lleva escrito H2O. Lo seco y lo húmedo. El toro va enmarcado en una rueda que representa las vueltas que da la vida.

No se quedan aquí los paralelismos entre las vacas y los seres humanos. “La decisión” representa una vaca saliendo de un lugar cerrado, con un pie fuera. Está dando un paso adelante, tomando una decisión. Muy humano todo ello.

“El viaje” es un remedo de la trashumancia y por extensión de la emigración. La infancia, la curiosidad infantil, se ve reflejada con la cabeza de un ternero. El título no podía ser otro que “Curiosidad”.


Yo veo a una vaca como un animal atontado, Lucas Santiago se pregunta si están pensando, y quién sabe sí filosofando. Esa es la diferencia, él es un artista, yo no.

Miren, lo mejor que pueden hacer es acercarse a su workshow y allí podrán escuchar a Lucas y ver su obra.

Licencia de Creative Commons
¡Menudas joyas de vacas! by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

8 ago. 2017

Sucedidos en Tineo entre un San Roque y otro

Publicado en La Nueva España el 8 de agosto de 2017

Hay quienes hacen recuento del año cuando llega el 31 de diciembre, a mí me gusta hacerlo por San Roque, de San Roque a San Roque.

Cuando estamos de fiesta el tiempo vuela y si es en el Campo de San Roque (Tineo) entonces ya ni les cuento.

En estos meses pasaron cosas que sirvieron para salir en los periódicos. No hubo novedades relevantes. El año transcurrió entre las fiestas veraniegas y el sopor invernal, aderezado con las celebraciones navideñas, las rebajas de enero, el carnaval, la operación bikini, las vacaciones estivales y, casi sin darnos cuenta, otra vez estamos a las puertas de San Roque. ¡Esto es una locura de vida!

El tema de la minería es recurrente y se formó otra plataforma más para defender un sector que dicen está herido de muerte. En ella andan los alcaldes del suroccidente asturiano. Oigan, el de Tineo también.

Fue a finales de agosto cuando nos enteramos que en Besapié habían cerrado un camino. La mayoría de la gente ni sabía de la existencia de este pueblo. Tampoco es extraño, lleva quince años deshabitado. Los vecinos con propiedades en él pidieron al alcalde que expropiase el camino para garantizar el paso al pueblo. El tema dará para mucho.

Ya les comenté antes que lo del carbón no es nuevo, como tampoco lo es el bloqueo por parte de los mineros a la térmica de Soto de la Barca. Las térmicas no consumen carbón autóctono pero sí extranjero. Cosas de la globalización, dicen.

¡Y Tomás Rodríguez, “Tomasín”, sigue saliendo en los papeles! En el año tendremos más noticias suyas.

Los tufos que desde La Curiscada llegan a la villa de Tineo fueron noticia. Algunos se enteraron de tal pestilencia por la prensa pues su nariz no la había detectado. De vez en cuando siguen llegando tufaradas.

En el mes de septiembre los vecinos de Navelgas protestaron por la falta de pediatra. Esto de la carencia de médicos se ha convertido en “normal” por estas tierras suroccidentales. No voy a hablar del hospital comarcal para no llorar. Nadie parece querer enterarse de las insuficiencias que se han producido y se producen.

Los alcaldes de la comarca, el de Tineo también, están encantados con el plan del Suroccidente. ¿Qué es eso? Resumiendo un plan de obras y servicios corriente y moliente a diez años vista. Eso sí, nos contaron que con él se van a arreglar todos nuestros problemas.

Llegados hasta aquí, permítanme la primera estruendosa carcajada.

Los de Besapié, los que fueron de Besapié, continuaron sus protestas delante del Ayuntamiento. A ellas se sumó un concejal del equipo de gobierno. De verdad, se lo digo en serio. Pidieron firmas para apoyarles. Les cuento una anécdota que oí en la calle y que me pareció simpática, por eso se la traslado: se decía que hasta el propio alcalde había firmado esa petición. Cosas de la calle. Continuará.

Los lobos andan por Tineo. No, no es una metáfora, aunque bien pudiera serlo. Haber los hay y les gusta la ternera que se cría por estas tierras. Un problema sin resolver.

Al final lo esperado se cumplió: el ayuntamiento expropiará el camino que lleva al pueblo de Besapié. Así se acordó en un pleno municipal.

Por noviembre nos cuentan que nos bajan el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). La bajada es de tres centésimas. Pues bueno. Aunque no está de más recordar que con la revisión del catastro había subido un montón. Eso sin mencionar las subidas anteriores. ¿Se les olvidó que hace unos años nos subieron de golpe el 60 por ciento? A mí no.

Seguimos con el cuento, pues ya de eso se trata, de la autovía Oviedo-La Espina y su prolongación. Si la finalización de esta infraestructura es una tomadura de pelo, lo de su continuidad no tiene nombre, y si lo tiene es muy feo.

Cómo éramos pocos van y se sacan de la chistera eso de la Autovía Vaqueira. Un enlace entre La Espina y Canero que también va a ser el remedio a nuestros males.

Ya lo tenemos claro, ¿qué las cosas no van bien?: ponemos una autovía en nuestras vidas y asunto arreglado. En otros casos es un AVE. La verdad es que no me explico cómo estamos tan jodidos entre tanta autovía, autopista y AVEs. Un momento ¿no será qué de tanta autopista, tanto AVE y tanta historia es por los que estamos así de fastidiados? Pues vamos a tener que mirárnoslo.

“Tomasín” vuelve en forma de libro. El autor es Eduardo Lagar. No sé por cuantas ediciones va. En Tineo se convirtió en un betseller.

Encantados, estamos encantados. Salas y Tineo, ambos los dos, aplauden el nuevo tramo de autovía entre la Doriga y Cornellana. La velocidad será de 80 kilómetros por hora, que está por debajo de la de una carretera nacional que es de 90 km/h. ¡Yupi!

Perdonen, esta información se publicó en el mes de diciembre, estamos en agosto y nos dijeron que para septiembre, más o menos, estaría abierto este nuevo tramo. Disculpen la repetición: ¡Yuppppiiiiiii!

En diciembre el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictó el sobreseimiento de las diligencias abiertas contra el exalcalde tinetense Marcelino Marcos y su concejal de personal Álvaro García. Según se escribió en los medios, el tribunal dijo que no había prevaricación pero sí “una mera irregularidad administrativa”. Más adelante explican esto y queda claro.

Veamos, la cosa es que el primer informe de la Sindicatura de Cuentas fue matizado en un segundo informe. Bien. No hubo fraccionamientos de contratos. En un principio la propia Fiscalía veía claros indicios de “fraccionamiento contractual”. Pero no, no hubo fraccionamientos de contratos. Lo que pasó, y lo dijo el afectado, es que se fraccionó el pago. Pues bien. Todo aclarado.

En el último mes del año quedamos enterados del presupuesto del ayuntamiento de Tineo: 9.735.900 euros. En esta primera información no se habla de lo que tenemos que pagar por la deuda. Seguro que nos lo cuentan más adelante.

En el presupuesto se anunciaba una partida para mantener abierta la piscina cubierta. Me alegro. Sigo. Frenada en seco. Se me olvidaba, la piscina se cerró a finales de junio y hasta octubre o noviembre, yo que sé, no se abrirá. ¿Cosa de mantenimiento? No, que va, de dinero.

Me conmovió la foto de final de año de los alcaldes del Suroccidente brindando y reclamando el uso del carbón autóctono. También se acordaron de las comunicaciones, tanto terrestres como vía internet.

En enero salió a licitación la ORA. Está bien eso. Espacios públicos se ponen en manos de empresas privadas. Menudo chollo… para las empresas.

El alcalde de Tineo anduvo por los tribunales por esa historia del agua. Ya saben, Aquagest o Asturagua – tiene unos cuantos nombres más -. Pero nada, poca cosa. Recordarán que esta es la empresa que se dedicaba, entre otras cosas, a invitar a concejales y alcaldes al Nou Camp o el Santiago Bernabéu, según sus pasiones.

Cafento sigue creciendo. Eso es empuje.

Los del PP reclaman que la autovía, la de Oviedo-La Espina, se prolongue hasta Cangas del Narcea. Cuento esto ya que nos afecta y además porque me hace mucha gracia.

El ayuntamiento saca a licitación la teleasistencia y también lo de monitores para impartir cursos de informática por los pueblos.  

El alcalde de Tineo libró de la imputación de cohecho por la trama de Aguagest ya que, según el Juzgado número 3 de Avilés, los posibles hechos delictivos habían prescrito. Aclarado quedó.

El matadero de Tineo dio para una pequeña noticia por aquello de la prórroga del contrato. Según parece el arrendamiento se amplió a 20 años. Lo bueno de estas prórrogas tan largas es que en principio ofrecen estabilidad, al final lo que suponen es un perjuicio para los intereses públicos. Por cierto ¿alguien se acuerda qué fue de la sala de despiece para animales de caza?

La memoria de José Maldonado sigue siendo pisoteada. No se cumplió su deseo de ser enterrado en Tineo. Sus restos anduvieron en peregrinaje desde Oviedo a La Espina y la Iglesia se opuso a un pequeño homenaje público que incluía la colocación de una placa. Luego hay quien habla de dejar el pasado atrás.

El alcalde nos explicó que la deuda municipal estaba en 4.976.710 euros y que en 2016 se había destinado 1.040.646 euros a la amortización de la deuda. Traduciendo: si no tuviésemos esa deuda habría más de 1.000.000 de euros para inversiones. Así estaremos, en principio, hasta el 2023. Cosas que pasan.

¡Solicitaron que Tesla ubique su fábrica en Tineo! La leche. Me pregunto qué acciones habrán emprendido. ¿Con quién hablaron? ¿Qué ofertaron? ¿Qué…? Esto me recuerda a aquello de la Ciudad del Motor ¿lo recuerdan? Todos dijeron pero... Pues eso.

En marzo insisten con el tema. Se pone a disposición de la Consejería de Industria 84.213 metros cuadrados del polígono industrial de La Curiscada para ofertarlo a la compañía estadounidense. Ya saben que esta multinacional está buscando en Europa ubicación para su nueva factoría. El alcalde reconoce que existe el problema de las comunicaciones. Pues va a tener razón. Así y todo estoy seguro que Tineo será una opción que estudiará con mucho interés Tesla. Nada más que pongan el Google Earth y descubran dónde estamos vendrán a visitarnos.
Acabo de acordarme de Bienvenido, Míster Marshall de Berlanga. ¿Y si esta vez sí? Pues va a ser…
Con este motivo todos los grupos municipales se unieron para pedir que esta oferta se ofrezca a Tesla y además solicitaron ayuda a los concejos limítrofes.

El alcalde de Tineo tuvo que ir hasta Lugo para declarar por la trama del agua. El edil tinetense afirmó que “no recibieron nada a cambio de los viajes”. Enterados quedamos.

En abril los papeles dan cuenta de que el exalcalde de Tineo, Marcelino Marcos, y el exconcejal de Personal, Álvaro García, solicitaron al ayuntamiento el pago de los gastos que les ocasionó el proceso judicial por presunto delito de prevaricación. El caso fue sobreseído y cerrado. El primero reclamó 3.025 euros y el segundo 2.511,67. Alegaron que al no ser culpables el ayuntamiento tenía que correr con los gastos pues la causa devenía de sus funciones públicas.

Razonado quedó.

Somos Tineo se enfadó porque en el concejo de Valdés el ayuntamiento también aprobó una moción para ofrecerse a Tesla.
Uyyy, esto no sé yo…

La empresa Cafento puso en marcha una buena idea promocional: once millones de sobres de azúcar llevarán imágenes de la ruta jacobea, entre ellas la capilla de San Roque y el monasterio de Obona.
Gracias.

El ayuntamiento prosigue su carrera de privatizaciones. En mayo nos enteramos de que licitaron un contrato para el servicio de limpieza. El alcalde dice que responde a una demanda ciudadana, nos cuenta La Nueva España. Pues yo creo que la demanda ciudadana es limpieza, no privatizaciones.  Más gasto para los ciudadanos.

Uminsa pone el candado y 160 trabajadores pierden su trabajo. Es la crónica de una muerte anunciada.

En mayo el alcalde nos anuncia que se baja el sueldo de 47.000 euros brutos a 45.000. Lo hace por obligación legal ya que en los municipios de menos de 10.000 habitantes los alcaldes tienen ese tope.

La presidenta del PP, Mercedes Fernández, se dio una vuelta por aquí para reclamar avances tecnológicos en la zona rural. Me imagino que después fue a Madrid a solicitar lo mismo y entrevistarse con las compañías de telefonía y el presidente Rajoy.

En junio nos vuelven a repetir que la continuidad de la central térmica del Narcea, en Soto de la Barca, sigue en el aire. Una vez más nos meten este miedo en el cuerpo.

¿Alguien se ha preocupado de hablar con los responsables de Gas Natural para saber de primera mano que es lo que sucede? Me parece a mí que no.

Una buena noticia. La consejera de Servicios Sociales quiere ceder al Ayuntamiento de Tineo la obra inacabada que hay bajo la residencia “El Mirador” para que se pueda hacer un parking.
Recuerdo que hace unos años, sí hace unos años, nadie sabía nada de ese esqueleto. Ahora la consejería quiere cargar el muerto al ayuntamiento, es decir, a nosotros. Pues bien, pues vale, pues eso.

El concejo de Valdés echó una buena flor a Tineo. El concejal de Obras de Valdés, ante las críticas por el mal estado de las sendas que atraviesan ese municipio alegó: “Yo creo que pasaron por Tineo, no por Valdés”. Lo dijo, eso sí, con ironía. Raudos y veloces, desde Tineo respondieron también con ironía al citado edil.

En junio, menudo mes de noticias, el exalcalde de Tineo, Marcelino Marcos, es ascendido a portavoz de la Junta. Unos quedaron encantados, otros no tanto y hubo a quien le importó un pito.

Al parecer van a adecentar el barrio del Castillo. Pero tranquilos, no es para pronto. ¿Cuándo son las siguientes elecciones?

Vaya, un momento. Ya sé que podría haber hablado de fiestas y saraos. Eso queda para otra ocasión. Los aconteceres políticos nos incumben a todos y no está de más recordar, aunque sea con un poco de ironía, los sucedidos. Todo lo dicho se publicó en La Nueva España. Nunca se mata al mensajero.

Y ya tenemos a las puertas otro San Roque así que lo voy dejando. Aprovecho para invitarles a venir al Campo de San Roque, dónde todos serán bien acogidos. Disfrutarán con nosotros de esta magnífica fiesta.

Y ahora sí, me despido con una petición: que el pregonero del año que viene sea esa persona que ha generado muchos puestos de trabajo, la que dirige el grupo empresarial español más importante en su sector, el qué realizó una apuesta por Tineo. Estoy hablando de Carlos Manuel Rodríguez Peláez, presidente de Cafento.

El campo de San Roque nos espera.

Licencia de Creative Commons
Sucedidos en Tineo entre un San Roque y otro by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.