11 jun. 2013

Pensiones de miseria y mentiras miserables


Comentario para Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (11/06/2013)


Estaba tan anunciado que no nos cayó de sorpresa. El recorte de las pensiones ya lo tenemos aquí. Otro apretón más que aguantamos estoicamente.

Llevan años diciéndonos que el sistema no aguanta. Que teníamos que complementar la prestación pública con planes privados. Los argumentos han sido siempre los mismos: demográficos y económicos.

Los demográficos hacen referencia a que cada vez hay más viejos y viven más años. La solución pasa por alargar la vida laboral, ampliar los años de cotización y, a ser posible, morirse primero.

Los criterios económicos son sencillos, se reducen a no hay dinero. Cada vez son más los perceptores, menos los contribuyentes así que no se puede pagar. Conclusión: no vivir tantos años.

No nos engañemos, no es nada nuevo.

La reforma aprobada en 2011, por los socialistas, elevó la edad de jubilación a los 67 años y el ya famoso factor de sostenibilidad debería ser introducido en 2027 y empezar a funcionar cinco años después. El Gobierno de Rajoy no ha esperado tanto.

Ven, la diferencia solo radica en el tiempo.

Eso del factor de sostenibilidad ya sabemos lo que significa. Con él tratan de asegurar el equilibrio presupuestario frente a los riesgos económicos y demográficos.

Lo dicho: no sean ustedes pesaditos y muéranse rápido.

Para tragar bien el sapo esgrimen lo de la equidad entre generaciones. Con ello nos están diciendo que la retribución de cada nuevo pensionista debe tener en cuenta la esperanza de vida del momento. Además, para cerrar el círculo, proponen desligar la actualización de las pensiones del IPC y vincularla a la evolución entre los ingresos y gastos del sistema.

Por favor, no esperen tanto a morirse que causan muchos problemas. Háganlo por sus hijos y nietos.

Y todo esto no lo dice el Gobierno, no señor. Rajoy y compañía son tan prudentes y objetivos que han creado un comité de expertos que son los que les han presentado estas propuestas técnicas.

Son doce lumbreras, once hombres y una mujer, que se las saben todas. Su informe es puramente técnico y está pensado para ofrecer soluciones a largo plazo. Con sus recomendaciones quieren asegurar el cobro de las prestaciones en el futuro.

En estos momentos se me está encogiendo el corazón. Unas lágrimas aparecen en mis ojos y no sé si podré continuar. Estoy conmovido. Once más una han decidido sobre el futuro de millones de personas y lo hacen por nuestro bien. Gracias, gracias. A ti también Rajoy por haber pensado en ellos.

Ya se me pasó.

¿Quiénes son estos doce? Gentes que provienen de los más excelsos ámbitos. Miren, si es  que hay dos expertos afines a los sindicatos. Eso es pluralidad. De los restantes, ocho están ligados a las compañías aseguradoras y a la banca.

Alto, alto. ¿Ocho vinculados a quien? ¿Aseguradoras y banca?

Ahora sí que estoy emocionado. No hacen falta más explicaciones.

Pero no nos apuremos. También tenemos un fondo de reserva de la Seguridad Social al que nos acogeremos si la cosa se pone muy fea. Eso sí, Rajoy tendrá que dejar de meter mano en él.
Un pequeño detalle más. Esto no descarta que se puedan considerar las cotizaciones de toda la vida laboral.

Ya ven, estos expertos quieren consagrar legalmente que las pensiones pierdan poder adquisitivo en tiempos de crisis y de forma extraoficial nos animan a morirnos antes. Bien por ellos.

Licencia Creative Commons
Pensiones de miseria y mentiras miserables por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario