8 abr. 2014

El municipalismo del PP




Comentario para Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (08/04/2014)

Al parecer la reunión del PP en Valencia era para hablar sobre asuntos municipales. Allí concentraron a sus alcaldes y establecieron cuatro mesas de trabajo.
¿Alguien se enteró de las cosas que trataron sobre los ayuntamientos? ¿Qué debatieron sobre la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local?

No lo sabemos. Seguro que fue muy interesante pero yo, al menos, no me enteré de ninguna conclusión. Bueno, de una sí, que todo va sobre ruedas en este país. Eso dijo nuestro presidente.

Están encantados con el trabajo realizado por los ayuntamientos y eso se traduce en un superávit en sus cuentas. Han sido, comentaron antes de la reunión, las administraciones locales las que mejor han actuado para frenar el déficit público.

¿De verdad piensan que alguien se lo cree?

Los pufos de los ayuntamientos ahí siguen. Los vecinos seguimos pagando los intereses y las deudas de los despropósitos cometidos por tanto alcalde “grandón”. No han cambiado, siguen siendo muy “alegres” con los dineros públicos.

Los populares hablaron de las mejoras económicas, que solo ellos ven, de la herencia recibida, suponemos que algo de la administración local y casi nada de Europa.

La reunión sirvió para que Rajoy se diese un baño de multitudes. Como jefe absoluto le gusta que se le reconozca su autoridad incontestada.

Pero no nos extrañamos, los ayuntamientos siempre han sido postergados en la práctica. A todos se les llena la boca con eso del municipalismo, pero a la hora de la verdad nadie quiere darles la relevancia que tienen  y sobre todo los dineros que necesitan.

Mucha autonomía local pero el dinero lo reparten el estado y los gobiernos autonómicos. Y ya se sabe, quien reparte…
Al gobierno central y a los autonómicos les interesa un poder local dependiente, sumiso, y eso es lo que tienen.

La inmensa mayoría de los alcaldes reciben lo que el gobierno autonómico de turno les ofrece y ya está. Lo de ser reivindicativos lo dejan para la intimidad.

¡Anda ya, eso no se lo creen ni ellos!

Los ayuntamientos son los termómetros donde los dirigentes políticos comprueban si van a ganar o no las elecciones autonómicas, en función de ese criterio se toman las decisiones.

Ya, ya lo sé, es algo muy triste decirlo, pero esa es la realidad.

Luego nos hablarán de las necesidades sociales, de vertebraciones y similares, pero esa es otra historia.

Los alcaldes tienen poca capacidad de maniobra puesto que económicamente nuestros ayuntamientos están muy mal dotados. Oigan, pero esos alcaldes han hecho muy poco para remediarlo.
Aunque visto como nos han dejado los consistorios casi mejor que algunos no tengan mucho dinero.

Con la nueva ley, esa de la racionalización y sostenibilidad de la Administración Local los ayuntamientos van a quedar reducidos a casi nada. Serán las diputaciones provinciales, menudo anacronismo, o las autonomías las que se comporten como lo hacían aquellos viejos gobernadores civiles, nada se hacía sin su consentimiento.

Pues nada, veremos en qué queda eso del municipalismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario