1 ago. 2014

Pujol: ni honorable ni patriota


Artur Mas lo tiene crudo. Un zombi político como Pujol le ha comido todas las portadas de los medios de comunicación. En el mejor de los casos las comparten, aunque no creo que al president eso le haga mucha ilusión en estos momentos.

Leyendo noticias, opiniones, todo el mundo sabía que algo olía mal en la casa de Pujol. El silencio lo cubrió todo.

Algunos recuerdan, ahora, el caso Banca Catalana. Cuando pactaban con don Jordi Pujol se les olvidaba ese pequeño detalle. De allí hasta aquí solo hay algo más de treinta años.

¡Es que hay gente muy olvidadiza!.

Cuando el Generalísimo vinculaba los ataques a su persona con España lo hacía porque era un dictador. Pujol no. Pues vale.

Los intentos de sacar a la luz la verdad fueron impedidos. Políticos, empresarios, jueces…Los que sabían la verdad la taparon. ¿Cuáles fueron los motivos de esos silencios? ¿Complicidades? ¿Intereses privados?
Creo que todos tenemos la respuesta.

Jordi Pujol no es, ni fue, honorable. Jordi Pujol no es, ni fue, un patriota – aunque yo no sepa muy bien qué es eso -.

Honorable es un tratamiento que se da a los titulares de determinados cargos. Tiene relación con honrado. Pujol tuvo cargo pero lo desempeñó con deshonor, como ahora sabemos.

Cada vez que hablaba de patria era mentira, como ahora sabemos, pensaba en el dinero que colocaba en paraísos fiscales.

Jordi Pujol ha creído que los catalanes son tontos (se dirigió a ellos no a los españoles). En treinta años no encontró tiempo para regularizar la situación fiscal de una herencia, de origen incierto y en un banco extranjero. Y me refiero a que lo tenía fuera de Cataluña, según su terminología.

No contento con engañar a su pueblo, engaña a su hermana. De forma lastimera le pide perdón.

Eso me recuerda a otro perdón. ¿A quién se lo habré oído yo? Como los niños: mami, mami, perdón, perdón, no lo volveré hacer. Tal cual.

Los políticos con cargos públicos nos dicen que la corrupción no es algo generalizado en España.
Quién lo diría
.
Ya hemos perdido la cuenta de los que han metido la mano de una forma u otra. Algunos van siendo condenados,  a otros no sé si los veremos alguna vez en un banquillo.

El caso Gürtel es significativo. Los sobres de Bárcenas ya sabemos quién los recibió.
Políticos, empresarios, jueces, periodistas otra vez tapan.

Hay muchos Pujol y la lista de aprendices es importante.

Por cierto, este descubrimiento sobre los dineros de Pujol seguro que es fruto de la casualidad y no del momento.

Menudo hartazgo de tanto cabrón suelto.

Licencia de Creative Commons
Pujol: ni honorable ni patriota by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario