13 mar. 2012

Cuando el tiempo quedó de lado como tema de conversación



Comentario para el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (13/03/2012)

No nos podemos quejar, tenemos temas de conversación para dar y tomar. Tantos, que ya casi no hablamos del tiempo. Entre resoluciones judiciales, declaraciones empresariales, políticas, reformas laborales, huelgas y nuevas elecciones en Asturias es que no damos abasto.
Entras en el ascensor y, tras el saludo de rigor, el primer comentario es: ¿qué te parece la reforma? ¿te vas a poner en huelga? ¿qué te pareció lo de Garzón? Tomando un café o una cervecita, más de lo mismo. Aunque los bares dan más juego para hablar de la cosa política. En la mayoría de los lugares esos son los temas estrella. Bueno, menos en el País Vasco, allí se sigue hablando del tiempo en público.

Las declaraciones del presidente de Mercadona, Juan Roig, poniendo como ejemplo de esfuerzo a los chinos no han tenido desperdicio. Hubo quien entre cervecita y cervecita le sacó punta.
La reforma laboral y la huelga, ya anunciada, también ha dado lugar a todo tipo de comentarios. Unos a favor y otros en contra, pero aún y con esas el cabreo es generalizado.  También hay una parte de población que lo que quiere es trabajo y luego ya hablaremos de qué tipo y calidad es. No tiene que extrañar a nadie que eso suceda cuando vamos camino de los seis millones de parados. Ya se han encargado de machacarnos con esa publicidad. De aquí al 29 de marzo, fecha de la Huelga General, oiremos muchas veces aquello de que no está el país para huelgas, pero los trabajadores tampoco estamos para seguir pagando los platos rotos de otros y además sufriendo más que recortes en los derechos laborales. Yo voy a ir a la huelga por que no quiero tener el tipo de trabajo y salario que tienen los chinos. Ese ya lo tuvieron mis padres y abuelos.

Las sentencias judiciales dan pie a muchos, demasiados chascarrillos y para rematar sale lamentándose de la incomprensión ciudadana el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar.¡Madre mía, estuve a punto de llorar al leer sus declaraciones!

Otra de las comidillas más jugosas ha sido, y sigue siendo, la encuesta del CIS en Asturias. En ella no sale nadie bien parado. Diez meses después de las últimas elecciones todo sigue parecido y los resultados vaticinados son aún más liosos. 
A la vista de los datos ofrecidos en esa encuesta la clase política asturiana no libra por nada. Ni ellos personalmente ni las decisiones que han tomado gustan a casi nadie. Sirvan de ejemplo las respuestas dadas a la pregunta: ¿Cree que la situación política de Asturias es ahora mucho mejor, mejor, igual, peor o mucho peor que antes de las elecciones del pasado mayo? Las respuestas han sido contundentes: el 29,4 % de los encuestados respondió que igual, el 46,3 que peor y el 14 % que mucho peor. Los datos hablan por sí mismos. La valoración de los líderes políticos alcanza un triste y pobre 3,85 en el mejor de los casos. Los encuestados, curiosamente, prefieren que la Presidencia de Asturias sea ocupada por el actual inquilino. Bueno, cosas que pasan.

La situación que se presenta, siempre en base a esta encuesta del CIS, es cuando menos rocambolesca. Los que hasta ahora no se han entendido están abocados a hacerlo tras el 25 de marzo. Curioso, por no decir hilarante. Es más, juran y perjuran que harán todo lo que tengan que hacer para que Asturias sea gobernable. Y mi pregunta es sencilla ¿entonces que es lo que no hicieron hasta ahora?
Foro baja, PP sube pobremente, el PSOE ganará pero perderá un diputado –sin comentarios- IU mejora sustancialmente ¿será como siempre algo transitorio? y aparece en escena UPyD. Divertido va a ser divertido.

Las listas electorales fueron vistas y comentadas, pero no motivaron al personal. En los mentideros tabernarios se habló de la inclusión de alcaldes en las listas y hubo aplausos y pitos. Los pitos provenían de quienes estiman que esos alcaldes se comprometieron con los ciudadanos hace unos meses y han roto ese compromiso. ¡Oigan! y yo también lo pienso así.

Hace diez meses los alcaldes incluidos ahora en las listas autonómicas dijeron que iban a centrar todos sus esfuerzos en sus respectivos concejos, ahora nos dicen que lo harán desde la Junta General. Pues yo soy de los que no les vale eso. Ahora se presentan a diputados a petición de su partido y ellos lo han aceptado, dejando de lado todo lo que dijeron en mayo pasado. Que no lo disfracen de nada, no han cumplido y lo demás son disculpas. Allá ellos.

Estos temas son de largo recorrido y aún podremos darles unas cuantas vueltas. Ahora están calentando motores e irán ofreciéndonos material para charletas con las promesas electorales. Habrá repeticiones, la mayoría, alguna que otra novedad y también quien ofrezca ciudades del motor y similares.
 Pues nada, los ciudadanos seguiremos hablando del tiempo.

Licencia Creative Commons
Cuando el tiempo quedó de lado como tema de conversación por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario