29 may. 2012

El agua: un bien público para negocio privado

Comentario para el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (29/05/2012)


La banca un día tras otro nos da un disgusto. El desempleo, el cierre de empresas, la poca iniciativa política nos trae a mal traer. Desde hace cuatro años estamos tan obsesionados por las cifras macroeconómicas que nos olvidamos de lo que tenemos más cercano y que nos afecta en nuestra vida diaria. Me refiero a esos servicios que ya son  básicos y a los que no prestamos mucho cuidado sobre su consumo y lo que pagamos por ellos: gas, teléfono, agua, etcétera.

Esos gastos corrientes pueden suponer al final de año una cifra nada desdeñable de euros, sobre todo si nos sisan un poco por aquí y por allí. Los españoles somos muy dados a protestar en la calle, en las tiendas y bares, pero aún ponemos pocas denuncias por escrito ante las empresas y administraciones.

Permítanme que les cuente lo que me ha sucedido a mí y que he comprobado que no es el único caso.
La empresa que gestiona el agua en el concejo de Tineo es Aquagest y tiene firmado un convenio con el Ayuntamiento en el cual se dice que el pago del agua consumida se hará trimestralmente. Pues esa cláusula no se cumple. En mi caso Aquagest lleva dos trimestres seguidos facturándome a más de noventa días. Lo hace a 110 o 115 días. Y ahí está el problema. Se lo explico.

Aquagest nos factura un consumo mínimo trimestral de 21 metros cúbicos de agua, los gastemos o no. Y esa es otra. Hasta esos 21 metros el precio sale a 0,2986 céntimos, si se sobrepasan, entre 22 y 42 metros cúbicos, entonces ya te los cobran a 0,57, casi el doble. Como en vez de facturarme a 90 días lo hacen a más de 100, sobrepaso esos 21 metros cúbicos en tres, cuatro, cinco metros y me los cobran a esos 0,57 céntimos. Resultado, dos, tres o cuatro euros más en cada factura. Como mi caso no es el único, imagínense ustedes los ingresos extraordinarios de Aquagest.
Para mí desconcierto, la última facturación me la hacen, curiosamente, por 69 días y tengo cinco metros cúbicos de exceso. ¿Menos días y más consumo? Podría ser, pero raro es raro.

He reclamado ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor y el Ayuntamiento, y dos meses más tarde Aquagest me contesta por medio del Responsable de Clientes y dice literalmente: “Entendemos que el cliente se refiere en todo momento a las diferencias en los días de lectura para cada trimestre que por necesidades del servicio se han aplicado y por las que rogamos atienda nuestras disculpas en las molestias que le haya podido ocasionar” Tema ventilado. Oigan, que yo lo que quiero, y como ustedes mismos reconocen, es que ya que ha sido su problema, me devuelvan el recargo de ese consumo. Así de fácil. Me dicen que tengo razón pero el dinero se lo quedan ellos.

Esta situación no es nueva. He visto recibos de otros vecinos del año 2009 en los que ya realizaban estas prácticas. Vienen de largo esas necesidades del servicio.
Como curiosidad, a otro vecino en el último trimestre le facturaron 77 días y le cobraron 210 euros por 113 metros cúbicos; en el anterior trimestre, le facturaron 90 días y 25 metros cúbicos, pagó 48 euros. No sé a ustedes, pero a mí todo esto no me cuadra mucho.

Está muy bien que no perdamos de vista las grandes cifras pero no vayamos a olvidarnos de estas pequeñas cuestiones. Yo seguiré reclamándoles ¿y ustedes?

Licencia Creative Commons
El agua: un bien público para negocio privado por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario