2 oct. 2012

Con Rajoy todos los viernes son de pasión

Comentario para el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (2/10/2012)




El verano ha quedado atrás. El curso escolar está en marcha y la vida vuelve a la rutina. Se acabó la playa. Fiestas quedan pocas que celebrar. Los días se van haciendo más cortos y una ligera tristeza parece que nosembarga. ¡Es que no hay nada como el estío! Con el buen tiempo hasta las jornadas laborales son más llevaderas. Vacaciones, fiesta, alegría. Eso es el verano. Mejor dicho, eso eran los veranos.

Con la que está cayendo, creo que todos nos hicimos el propósito de no leer las noticias, ni escuchar la radio o la televisión. Misión imposible. Todos los viernes, fielmente, nos acercábamos a los medios de comunicación. No con fervor religioso, sino con temor y pavor. ¿Qué medidas tomarán hoy? Sí una semana nos apretaban otro poco, a la siguiente le daban un par de vueltas de tuerca más.

¿Quién puede descansar así? No sé a ustedes pero lo que es a mí me sucedió, y varias veces, que estando tumbado en la playa, medio adormilado, de pronto me sobresaltaba y el sudor me recorría la espalda al venírseme a la cabeza las últimas decisiones tomadas. ¡No me digan que eso no es un sinvivir! No se puede estar de vacaciones con esa angustia.

¡Ah! Que todavía no se lo he dicho, aunque ya lo han imaginado: me refiero a los Consejos de Ministros de los viernes. Por favor, menudo veranito nos han dado. Viernes tras viernes el corazón está que se nos sale. Rajoy y compañía han logrado hacer de cada viernes un viernes de pasión.

Entre recortes por un lado, incrementos de impuestos por otro, rebajas salariales, primas, deudas, rescates y ahora independentistas y la última, 3.000 millones que nos han sacado de la hucha de las pensiones, esto es de infarto.

La verdad es que no me apetecía iniciar esta nueva andadura recordándoles estas tristezas. Tampoco les voy a hablar de los presupuestos, que dedican la mayor parte de nuestro dinero a pagar deudas. No quería recordar los casi seis millones de parados. Fíjense que no quiero ni evocar que habrá políticos que este año cobren la paga extra.

Nada de eso quisiera rememorarles, pero la realidad es la que es, que tanto menciona Rajoy. Pero la realidad es también que los ciudadanos españoles, incluidos los catalanes, estamos muy cansados de la casta política. De su ineficacia, de sus mentiras y de sus prebendas.
No, no voy a hablarles de esto. Tiempo habrá. El verano, a pesar de Rajoy, Merkel, banqueros y demás ralea, bien.

Hoy quiero decirles que es un verdadero placer volver a dirigirme a ustedes y aprovecho la ocasión para darle las gracias a Miguel y a Onda Cero por permitirme este tiempo con sus oyentes.
Ya saben: disfruten de la vida… y no se resignen.

Licencia de Creative Commons
Con Rajoy todos los viernes son de pasión by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario