20 abr. 2017

De corruptos y corrupción

Un día más, y llevamos no sé cuantos años, nos vamos a comer con la detención, o imputación, de otro político del Partido Popular.

Hace dos días nos dieron la noticia de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que declarar como testigo en el caso Gürtel; un día después que Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, fue detenido junto con otras once personas. Todos ellos relacionados con casos de corrupción en la empresa pública de aguas Canal de Isabel II de Madrid.

Son muchos los dirigentes del Partido Popular que están pasando por los juzgados. ¿Querrá esto decir que tienen muchos corruptos? Sin duda. Eso es una realidad. ¿Todo el PP es corrupto? Pues oigan, todos seguro que no, pero lo que está claro es que entre los que mandan en ese partido hay mucho ladrón.

Sí, ladrones. No me vengan con lo políticamente correcto y que eso es muy radical – ya empiezo a cansarme de esa cantinela -. Miren, la RAE dice que ladrón es quien hurta o roba y robar es tomar para sí lo ajeno, o hurtar de cualquier modo que sea. Estas gentes nos están quitando lo que es de todos.

Ahora pongan todos los paños calientes que quieran y digan que los demás también tienen mucho por lo que callar y saquen a relucir los ERES de Andalucía. Pues por mucho que se empeñen nada cambia lo anterior.

La historia va, una vez más, de desvíos de dineros públicos, compras de empresas y financiación ilegal. Resumiendo, se sospecha que hubo robos de dinero público. Como hay que curarse en salud, repito que es de momento una sospecha que tendrán que probar los tribunales.

La enumeración de presuntos chorizo se repite como un mantra. Resulta agotador.

El factótum económico del PP, Rodrigo Rato, ha demostrado todas sus habilidades en la gestión de los dineros públicos. Pasó de ser uno de los ejemplos de estadista made in PP a ser lo que es hoy. Algunos todavía esperamos saber la verdad sobre su dimisión del FMI (Fondo Monetario Internacional). Otros ídolos populares fueron Camps, Matas, la difunta Rita Barberá o más recientemente el expresidente murciano, Pedro Antonio Sánchez. ¡Qué les voy a contar de Esperanza Aguirre! Pues nada, que debe andar en capilla.

Lo que cada día se demuestra es que muchos cargos del PP cuando llegan al poder adquieren unos hábitos poco edificantes ¿o llegaron con la lección aprendida? Pueden apreciar que estoy siendo muy diplomático. Joder, cómo para no serlo.

¡Wyoming, Dani Mateo sed fuertes!

Lo de Baleares y Comunidad Valenciana está más claro que el agua de manantial. De los tribunales saldrá lo que tenga que salir, pero que estaban hasta arriba eso no lo duda nadie en este país.

Madrid es diferente. Y esa diferencia la marca que ahí está el poder político y económico de España. Las posibles tramas afectan, por lo que hasta ahora sabemos, a gentes que fueron relevantes y qué sé yo si testaferros de algunos aún más poderosos.

Soy de los que esperan que un día a alguien le dé por investigar de forma concienzuda la relación entre Caja Madrid, Bankia y la ingente cantidad de grúas que rodeaban a la capital del reino y las enormes infraestructuras capitalinas.

Ya sé que se han realizado programas televisivos y redactado muchos artículos sobre esta cuestión, pero estaría bien saber los créditos concedidos, a quien y para qué. Así tal vez comprenderíamos el pufo de veintitantos mil millones de euros de Bankia.

Los años siguen pasando y ni uno de estos casos se cierra. Cientos de cargos públicos esperan juicio. Pocos están en la cárcel por sentencia judicial, la mayoría siguen paseándose por las calles.

Las presiones deben ser terribles, no solo se ejercen sobre los jueces, ahora se ha comprobado que entran a ese juego periodistas – vaya broma – del pelaje de Maruenda.

Esto de la corrupción tengo la sensación de que es como los iceberg, solo vemos una pequeña parte. Lo importante no lo vemos y, probablemente, no lo alcanzaremos a ver nunca.

Por más que lo intenten justificar es… califíquenlo como quieran pero no me vendan la moto. En cualquier país democrático de nuestro entorno el gobierno ya habría dimitido hace años. No me cuenten historias. Políticamente es infumable y legalmente es impresentable que la instrucción de los casos se prolonguen a lo largo de cinco o seis años.

Y estos demócratas, para más bemoles, se pasan el día cargando contra los jueces y fiscales que les investigan. Oigan, el problema no son los jueces, los fiscales o los policías, son los chorizos que tiene el Partido Popular.

Me imagino que los palmeros mediáticos estarán cargando las pilas.

Por lo demás todo bien. Llegarán las siguientes elecciones y el PP volverá a ganar.

Licencia de Creative Commons
De corruptos y corrupción by http://tineosuscosasylasmias.blogspot.com.es/ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario