12 abr. 2011

Sufridos trabajadores

Viñeta publicada en Público el 11 de abril de 2011. Autor: Manel Fontdevila

Hoy madrugó más que otros días. El despertador fue inmisericorde. La noche anterior tuvo una cena que se prolongó más de la cuenta. Su trabajo le exige hacer esos esfuerzos. Al principio le gustaban ese tipo de actos. Conoció a muchas personas; nunca está demás. No se sabe a quien vas a necesitar. Café rápido y a salir de casa disparado. El transporte no espera.

La jornada se vislumbra larga y tediosa. Sabe que se va a aburrir. Bosteza solo de pensarlo. Le pagan por ello y lo asume como parte de su sueldo. En el trayecto lee el periódico. Le queda tan lejos el puesto de trabajo que le da tiempo a acabarlo. La noticia está en portada. La mira por encima y pasa la página rápidamente. La cosa no va con él.

Por un momento se para a pensar en el asunto. Todo lo mira desde su óptica progresista. Mientras le da vueltas, gira la cabeza y ve a un compañero dos filas más atrás. Le enseña el periódico y le asiente. Luego, ambos se encogen de hombros. En algunas ocasiones coinciden, ahora es uno de esos momentos. Trabajan en el mismo lugar, pero les separan muchas cosas. Hoy no.

Retoma sus pensamientos y vuelve a reafirmarse en sus principios. No se merecen esas críticas. Su trabajo es duro. Lejos de casa. No puede disfrutar de su familia. Además la empresa es una torre de Babel. No tiene puesto fijo; sus jefes le pueden echar cuando quieran. Esa situación le estresa mucho y no hay dinero en el mundo que lo pague.

Intenta relajarse. Sabe que en un momento concreto su presencia puede ser determinante para el futuro de muchas personas. Tiene una responsabilidad tan grande que en ocasiones le abruma.

Ya falta poco para llegar. Irá al Europarlamento, votará, comerá con otros eurodiputados y regresará en el vuelo de la tarde, en clase business, a casa. Misión cumplida

Licencia Creative Commons Sufridos trabajadores por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

1 comentario:

  1. Alguien les ha obligado? Claro, han tenido que pasar un concurso-oposición, muchas horas sin dormir, estudiar legislación, economía, relacione laborales... un sin fin de temas. Años y años de su juventud, preparándose. Y el examen para acceder, compitiendo con otros tan preparados o más...
    Que podemos decir, los que hemos opositado a un simple trabajo de bedel, de auxiliar administrativo, de maestro; bueno y ni que decir tiene los que se han preparado en cuatro meses para notarios, jueces... Son estudios de nada, tendrán un buen sueldo. Y el personal sanitario? más de lo mismo. Ninguno tiene sus responsabilidades, que va. Ellos nos guían, se preocupan por todos nosotros, son capaces de cambiar enmiendas a cambio de un puesto o una "ridícula"cantidad...VER: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/.../1301222359.html
    (Lo patético: lo intentaron con 13 eurodiputados españoles más y no llegó a la cosa a más por su bajo nivel de inglés)
    Van a fichar y luego ...
    Aprueban una subida salarial, cuando al resto (si es que que tienen) se les congela el salario o se les reduce.
    Y a pesar de todo, vuelven a opositar a la misma plaza una y otra vez.
    Pobres, su contrato es sólo por cuatro años...Ahí está la difenrencia.
    Cristal

    ResponderEliminar