12 ene. 2012

Allanando el camino socialista



Estos días mi perplejidad no tiene límites. Los días previos a las asambleas locales socialistas y a los congresos autonómicos están dando para muchos comentarios y posicionamientos. Que conste que eso me parece bien. En lo que no estoy de acuerdo es en las formas y en el fondo de todo este montaje. Así, montaje.

Todo esta preparado, y no creo que haya sorpresas de última hora, para que todo se circunscriba a Rubalcaba o Chacón. No es extraño que sean estos candidatos y no otros.

Los resultados de las autonómicas y locales marcaron las personas que se iban a colocar en las listas al Congreso y al Senado. Los dirigentes, los que están en cargos públicos remunerados y los que quieren estarlo, decidieron que mejor colocar a los fieles conocidos, aunque hubiesen obtenido unos magros resultados electorales, antes que hacer experimentos. El argumento fue que los tiempos que se avecinaban necesitaban de compañeros y compañeras con gran experiencia. Venga ya. Eso se lo creerían ellos. Lo que estaban es perpetuando una burocracia orgánica del partido socialista, ni más ni menos.

Desde hace tiempo, y más tras mayo de 2011, se ha instaurado en el PSOE la idea de que da igual lo que pase, la cuestión es mantener el cargo. No importan los resultados obtenidos, da igual como se gestione lo público: sostenella y no enmendalla. El puestín ye el puestín (traducción: la pela es la pela).

Los cargos orgánicos y públicos no quieren debate. Hay que cerrar los cambios, de Secretario General y demás, rápidamente. Coño, es que si nos paramos a pensar un poco llegaremos a la conclusión de que la inmensa mayoría nos sobran. Así de claro. No quieren debatir sobre ideas. No quieren dar explicaciones de sus silencios de todos estos años. No están dispuestos a dejar su “poltrona”.

Rubalcaba-Chacón: no son alternativas a nada, ni a nadie. Son más de lo mismo. De lo que muchísimos ciudadanos han rechazado del Partido Socialista. No importa, los cuadros orgánicos y públicos lo han decidido. Da igual lo que pensemos muchos de la casa o los allegados: sostenella y no enmendalla. Apelan a la unión, a no dar argumentos al adversario, todo ello para perpetuarse.

Chacón-Rubalcaba han sido copartícipes, con los cargos públicos y orgánicos, del giro a la derecha del partido socialista. Ambos han sido corresponsables de tomar las mismas medidas que Merkel-Sarkozy y las han defendido a capa y espada. Ahora salen a la palestra todos los ex: Borrel, Narbona, Benegas, y todos los ex ministros de Felipe. ¿Dónde estuvieron hasta ahora? Coño, si hasta López Aguilar o Caamaño enseñan la patita. Ya les vale a todos ellos.

Los Rubalcabianos están esgrimiendo el catalanismo de Chacón, en contra por supuesto, y ella, Chacón, da inicio a su campaña en la tierra de sus padres, Almería. Ambos, y los que les apoyan, están demostrando que no tienen una idea de donde quieren que este país que se llama España se dirija. No es que los demás seamos muy listos, pero hombre, entre otras cosas, para eso algunos exigimos un debate profundo y largo en el tiempo. Tenemos cuatro años por delante ¿a qué vienen las prisas? A una cosa muy sencilla y ya dicha: a mantenerse en el cargo.
Por cierto, cuando  Zapatero dijo que aceptaría el Estatuto que llegase a Madrid desde Cataluña ¿algunos de los Rubalcabianos dijo algo? Callaron todos como afogaos y así nos fue. Los que decíamos algo en contra éramos apestados.

Que nadie se equivoque, en la Ponencia Marco para el 38 Congreso del PSOE se habla de federalismopara avanzar en un funcionamiento de perspectiva federal que atienda adecuadamente a las necesidades de la ciudadanía desde las diferentes administraciones”.  ¿En qué quedamos? Las prisas no conducen a nada.  Veremos lo que dicen en el Congreso, si es que se atreven a enfrentarse a los socialistas catalanes, vascos, gallegos, valencianos , mallorquines…

En estos momentos previos, los dirigentes locales, autonómicos y nacionales socialistas ya se han ido pronunciando por uno u otra. Estaban más guapos callados y no condicionando la militancia. Bueno, seré iluso, eso es lo que pretenden: esta o ese. Ahí se acabó. Al final, lo dicho, más de lo mismo. Que nadie se preocupe, a los congresos irán los que tienen que ir. Después de tantos años de apatía orgánica en el PSOE no protesta internamente ni dios.

Está todo cerrado, que conste que casi dijo atado. No importa lo que digamos la inmensa mayoría. Es más, que no argumenten que el debate hay que realizarlo en las Asambleas locales. Eso es una mentira. Ya está todo hecho. Las alternativas nos las han enseñado con el fin de que no se pueda pensar en otras, además, ya se sabe, no hay tiempo. Venga ya.

 Al PSOE le espera una larga, larguísima travesía del desierto. ¡Ojala me equivoque y me lo puedan reprochar! Los cargos públicos y orgánicos que tomen posición. Ellos se lo guisan y se lo coman. ¡Qué les aproveche! Flaco favor nos están haciendo a todos.

Licencia Creative Commons
Allanando el camino socialista por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

1 comentario:

  1. Ayer en mi casa discutimos sobre este tema. Me decían que si al final nada iba a cambiar, si los mismos de siempre se iban a mantener una vez más, pa qué tanta parafernalia, tanta asamblea, congreso en Sevilla con el dinero que van a gastar en ello. Yo ilusa de mi, aún defendiendo a la clase política. Al final una frase, "... si todos quieren seguir ahí, es sólo por las pelas".
    No quiero creer que sea así, pero no me queda más remedio.

    ResponderEliminar