31 ene. 2012

Asturias o cómo hemos perdido un año


Comentario para el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (31/01/2012)



Llegó, ganó y la fastidió. La han liado de tal manera que nos han hecho perder un año. Esta es la impresión que tengo tras el anuncio de la convocatoria de nuevas elecciones en Asturias.
Han transcurrido ocho meses desde los anteriores comicios y Foro no ha sido capaz de cumplir con uno solo de sus compromisos con los asturianos.

Cuando hace un año, aproximadamente, Álvarez Cascos dejó el Partido Popular fue capaz de crear un partido en menos de tres meses. Los descontentos del PP, los rebotados de varios partidos y algunos buscavidas creyeron ver en esta nueva formación política una tabla de salvación a sus cuitas. Paralelamente, muchos ciudadanos hastiados del PSOE y del PP creyeron ver en Cascos a un nuevo Pelayo, aún a costa de olvidarse de la trayectoria pasada del general secretario. Por su parte, los más jóvenes se dejaron arrastrar por este hombre que apelaba al sentimiento astur y a viejas glorias que realmente nunca existieron.

Los hados parecía que se confabulaban alrededor de este ególatra despechado que no tuvo ningún reparo en denominar al nuevo partido FAC –iniciales que se ajustan a su nombre. Tanto ego parece que no hizo mella en los ciudadanos y en las elecciones autonómicas de mayo obtienen la mayoría de diputados.
Tras esta victoria los despropósitos son la tónica general. El enconamiento personal, sobre todo, pero no solo, entre Gabino de Lorenzo y Álvarez Cascos impide un pacto de legislatura entre Foro y PP. El PSOE y Javier Fernández noqueados no atinan y sorprenden a propios y extraños. Izquierda Unida sigue siendo Izquierda Desunida y a lo suyo.

El gobierno autonómico toma posesión tarde, lo de mal estaba por ver, pero dada su composición no parecía tenerlas todas consigo.
El tiempo pasa y parece que los movimientos  están medidos para llegar a las elecciones generales y que Foro, que no FAC, obtuviese buenos resultados en Madrid. Todo parecía que les favorecía pero apareció el elefante. Empezaron a comportarse como un mastodonte en una cristalería. Llegaron las elecciones generales y las expectativas se quedaron en eso. Los pobres resultados no sirvieron para sosegar al paquidermo y todo fue de mal en peor.

La lógica hacia pensar que Foro y PP tendrían que acabar poniéndose de acuerdo. Las rencillas personales se antepusieron una y otra vez a los intereses de Asturias. Los meses han pasado y la actividad del gobierno, simplemente no ha existido.

Hablan de pactos antinatura, de pinzas y mientras, los asturianos asistimos perplejos a esta comedia bufa.
Tras ocho meses perdidos nos convocan nuevamente a las urnas. Al final van a perder más de un año para nada. Lo pagaremos todos y ellos también, por su manifiesta incompetencia. Que no se engañen, no van a salir bien parados de esas nuevas elecciones.

Ahora, para rematar, solo faltaba -tal y como por ahí se dice- que el salvador de la patria chica no se presentase nuevamente.

Licencia Creative Commons
Asturias o cómo hemos perdido un año por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

2 comentarios:

  1. Y que pasa si tras las elecciones queda todo igual o parecido. Toda la legislatura perdida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso. Si no hubiese sido por la cabezonería, siendo suaves,tendría que haber pactado Foro y PP.

      Eliminar