23 ago. 2013

Cada día pagamos más y recibimos menos


Viñeta publicada en La Nueva España el 21 de agosto de 2013

No sé ustedes, pero yo estoy hasta el gorro de pagar más y recibir menos.

En los últimos años nos han exprimido tanto que ya no nos queda nada qué ofrecer. Y un jamón. Hay quienes piensan todo lo contrario. Todavía aguantamos otras vueltas de tuerca.

No, no he cambiado. Sigo pensando que los impuestos directos sobre las rentas son lo más justo y necesario que existe. Eso sí, para todos sin excepción, no solo para la llamada clase media.
Permítanme un inciso. Parece que las clases vuelven a resurgir en la terminología económica y mediática. ¡Nunca desaparecieron!

Las bolsas de fraude fiscal de las grandes empresas y desorbitadas fortunas son suficientes para sacar a este país del desastre en el que nos metieron. Pero ahí nadie quiere saber nada. Argumentos tan falaces como que más impuestos ahuyentan al capital, ya no cuelan.

Hay también quien afirma, sin pudor ninguno, que gravar aún más el consumo es una buena medida. Vamos, esto no se lo creen ni locos. Decir lo dicen, pero saben que mienten.

Cuestiones como el déficit diferente entre comunidades autónomas, el federalismo asimétrico o no hablemos de los conciertos económicos, nos están machacando. En esto tampoco todos somos iguales.
Ya sé que se me tachará de centralista o de cualquier otra cosa. ¡Qué le vamos a hacer!

Las peculiaridades de este país nuestro son bien sabidas. Lo que pasa, así lo entiendo yo, es que cada vez los criterios del reparto de la tarta son más discriminatorios  para unos que para otros.

Las lloreras económicas de los nacionalistas catalanes no me conmueven desde hace muchos años. No se queda a la zaga el concierto económico vasco, que creo que lo andan negociando ahora. ¿Será por eso que los nacionalistas vascos están tan callados? Ya saben, cuando se habla de dinero, lo mejor es la discreción que está muy mal hablar en público de esas cosas.

Hoy en España hay comunidades autónomas que están ejerciendo como paraísos fiscales y luego se jactan de tener buenos datos económicos e incluso de crear empleo. Dicho en plata: lo hacen jodiendo a los demás.

En relación con esto de los impuestos, hemos leído estos días que en el caso de Asturias nos han elevado, desde el 2012, cuatro impuestos y creado dos tributos nuevos. Todo ello con la finalidad de ingresar 53 millones de euros más.

A lo dicho más arriba se puede añadir que Asturias es después de Cataluña la autonomía que tiene los tipos impositivos más altos. ¿Ustedes piensan que tenemos los mismos salarios?

Paralelamente nos dicen, para los que no se habían enterado, que los trabajadores asturianos hemos perdido en dos años el diez por ciento de nuestro poder adquisitivo –en el caso de los trabajadores de la administración más aún.

Por cierto, y a tenor de lo anterior, hay ya ciudadanos asturianos que debido a nuestra tributación están trasladando su domicilio fiscal a otras comunidades. Sobre todo a efectos de herencias. ¿Es justo?

Mientras todo eso pasa, el IRPF sube, el IVA sube. Todo sube. Por cierto, hablando de subidas, lo de la luz ya no tiene nombre. Ahora nos empezamos a explicar los fichajes estrella de José María Aznar y Felipe González. Estos dos ex presidentes y hoy consejeros magníficamente pagados por las eléctricas ¿cuándo nos van a dar explicaciones de lo que está pasando con sus empresas? Por favor, siéntense que se van a cansar.

Mientras esto padecemos los trabajadores, directivos de toda índole, directores de bancos, empresarios de toda ralea, etc. etc. no dudan en subirse los sueldos, cobrar indemnizaciones multimillonarias, realizar ERES, despedir trabajadores, pedir rebajas salariales para los demás o tener prebendas que ningún otro trabajador tiene ni disfruta.

Pero tranquilos, para desfogarnos tenemos las redes sociales. Con despotricar en ellas tenemos bastante. Valga como muestra este blog.

¡Ah! eso sí, cuando lleguen las elecciones tiremos de tripas y no de cabeza. Ya saben, por aquello de cambiarlo todo para que nada cambie.

Licencia Creative Commons
Cada día pagamos más y recibimos menos por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario