9 ene. 2017

Gatos y más gatos en La mansión de los gatos


¿Qué se puede decir de un escritor que desde 1976 hasta 2013 escribió 560 libros?  Lleva vendidos más de 300, trescientos, millones de ejemplares. Su nombre es Jirō Akagawa, japonés por más señas.

¿Este hombre cómo vivirá? ¿Qué más podrá hacer además de escribir?

La mansión de los gatos es la segunda novela que se publica en España de su serie Los misterios de la gata Holmes. Gata muy lista, con inteligencia cuasi humana. Por cierto, se trata de una gata rarita: es calicó. Hagan como yo y busquen en san Google lo que eso significa.

Me leí hace tiempo la primera novela sobre esta gata. Me pareció entretenida. Al publicar esta segunda me puse con ella para comprobar aquella primera impresión. Vale, está entretenida. Para leerla en la cama.

Un detective, Katayama, al que asusta la sangre, tanto que se desmaya ante su presencia, es el partener de Holmes. No menor temor le infunden las chicas, sobre todo si son guapas. Para rematar la faena tiene dudas sobre su profesionalidad. Por el contrario, su hermana, Harumi, parece estar dotada de todo lo que necesita una policía.

En esta entrega aparece otro detective con fobia incluida: los gatos. Se le mencionan y rompe a sudar. Los ve o los toca casualmente y otro que se desmaya.

A lo largo de la novela se hace mención a costumbres y formas de vida japonesas que llaman la atención. No hay problema. Aquello que puede resultarnos más curioso se explica, en una sencilla nota – cosa que se agradece – a pie de página. No son muchas pero si clarificadoras.

Novela sencilla. Sin complicaciones. Fácil de leer. Entretenida. Un punto friqui. Me recordó a los dibujos animados japoneses que conozco.

Para más opinión, ya saben: léanla.

La tienen disponible en bibliotecas públicas y librerías.

Licencia de Creative Commons
Gatos y más gatos en La mansión de los gatos by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario