8 jul. 2018

No hacia falta tanto en La desaparición de Stephanie Mailer


Veinte años de por medio. Siete muertes. Treinta personajes principales. Un error policial. Una nueva investigación. Situaciones absurdas. Confusión inicial para mantener el suspense. Personajes dispersos que se van uniendo a la trama. Alternancia entre pasado y presente. Cambios de narrador. Varias historias para enganchar al lector. Eso es La desaparición de Stephanie Mailer, el último libro de Joël Dicker, traducido por María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego. Un best seller en toda regla.

650 páginas para resolver un error  policial del pasado que según se avanza en las nuevas indagaciones se comprueba que fue una chapuza. Nada resulta novedoso en la historia ni en la forma de contarla. Hay situaciones poco creíbles. Me parece un poco infantil. Todo trillado.

Se venderá como churros, seguro, y será uno de los éxitos del año. Pues vale.

Oigan, se lee de un tirón. No requiere ningún esfuerzo y es preferible a ver la tele. Ese montón de páginas no cansan. Al parecer, y según leí por algún lado, Dicker tuvo la intención inicial de doblar el número de páginas y sus editores le frenaron. Pura mercadotecnia.

Joël Dicker va embalado. Este joven suizo, nacido en 1985, le ha cogido el tranquillo a esto escribir superventas. Por cierto, es hijo de una bibliotecaria. Bueno, vale, su padre es profesor de francés.

Hay un proceso de fabricación de grandes éxitos que al final reduce estos libros a otra franquicia más. En vez de Joël Dicker lo podría firmar cualquier otro fabricante de libros. No encuentro nada que lo diferencie, que lo personalice, de otros muchos autores.

Maldita sea, ya podía yo escribir uno de esos.

Durante tres días se engancharán a él, luego se evaporará. No me dejó ninguna huella. Cumplió su función. Ahora a otra cosa mariposa.

Ni caso. No me hagan ni puñetero caso. Lo venderán como el libro de estas vacaciones. No se lo deben perder. Un éxito internacional. Una obra maestra. Una historia que les atrapará. Una novela… Todo eso y más.

Lo tendrán en su biblioteca pública o librería preferida. Léanlo y ya verán como yo estoy equivocado, o no.

Licencia de Creative Commons
No hacia falta tanto en La desaparición de Stephanie Mailer by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario