8 ene. 2013

Un país de maravillas



Comentario para Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (08/01/2013)

Hasta no hace mucho este país era el de ¡vivan las cadenas! ¡que inventen ellos! ¡viva la muerte! o barbaridades por el estilo. La Transición hizo de España un ejemplo a seguir, eso dicen, y durante unos años mientras el resto de los países avanzaban, nosotros galopábamos. Aunque lo que no quisimos ver es que sencillamente estábamos desbocados. Pero eso es otro cantar. Dejamos de ser el comienzo de África y por fin éramos europeos de pleno derecho y caminábamos por la misma senda.

Hoy, con la crisis, seguimos siendo un modelo. Es más, somos un país que maravilla. Veamos algunos ejemplos.

Tenemos un presidente de gobierno que no cumple ni uno solo de sus compromisos electorales y así y todo su partido sale bien parado elección tras elección. ¿Es para maravillarse o no?
¿Qué un candidato está imputado? Pues nada, le damos mayorías aún más sobradas. ¿Es fascinante o no?
¿Qué Rato deja tirados a todos con su escapada del Fondo Monetario Internacional? Venga, lo ponemos de consejero en varias multinacionales. Como eso no era suficiente lo colocamos en Bankia. Y eso sabiendo que en la gestión de sus negocios privados la cosa no le fue muy bien. Ya saben la última de este señor: ahora lo nombran consejero de Telefónica. ¿Qué? No me digan que esto no es la corte de los milagros.
No se apuren, aún tengo algunas maravillas más.

¿Qué a Fabra el toca la lotería una, dos, tres, cuatro, no sé cuantas veces? Pues nada, le felicitamos y aquí paz y después gloria. Si además inaugura aeropuertos para pasear, entonces mejor que mejor. Fascinante.
¿Qué Aznar pone a caer de un burro al gobierno español en el extranjero? No pasa nada, es un gran patriota.

¿Qué Felipe González ficha por una eléctrica y José María Aznar por otra? Pues bien. ¿Que además siguen dando lecciones?… pues vale. Es digno de admiración.

Como teníamos la mejor banca del mundo, los controladores, los dirigentes del Banco de España, ante los indicios de delitos en las cajas miraron para otro lado. No me digan que no es todo un portento.
Siguiendo con esto de los bancos, nos cuentan que van a crear un banco malo, así, tal cual, y nos parece genial. Esto llega a la categoría de fenómeno paranormal.

No me negarán que es todo un prodigio la que se está montando con el tema del independentismo catalán. ¡Es el no va más! Algunos se están empeñando en meter los sables por el medio. Esto ya me produce asombro, fascinación, sonrojo.
Lo dejaré correr.

Los diputados amputan a diestro y siniestro y ellos siguen igual que siempre, es decir, con todas las prebendas autoimpuestas. No me cabe más que decir que hacen verdadera magia.

Ahora que para prodigio la exaltación monárquica de la televisión. Para homenajear el 75 aniversario de Su Majestad no se les ocurre otra cosa que poner imágenes de cuando juró los Principios del Movimiento. ¿Es para maravillarse o no?

Bueno, pararé aquí. Si les apetece pueden ustedes continuar poniendo ejemplos, aunque por su salud les recomiendo que no lo hagan.
Somos un país de maravillas. Seguimos para adelante y nadie se explica como lo hacemos. La verdad es que yo tampoco.

Disfruten de la vida y a pesar de todo que tengan un buen 2013.

Licencia Creative Commons
Un país de maravillas por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario