30 ago. 2013

El adiós-hasta la vista de Carme Chacón

La despedida, temporal, de Carme Chacón ha traído consigo portadas de periódicos, destacados en los informativos televisivos y radiofónicos, muchos artículos y opiniones de todo tipo. ¿Tan importante es el tema? Pues parece que sí.

Carme Chacón lleva desde 1999, en que fue elegida concejala en Esplugues de Llobregat, ocupando cargos públicos. Diputada por Barcelona, vicepresidenta del Congreso de los Diputados, ministra de Vivienda y ministra de Defensa. Todos ellos cargos públicos importantes. Desde luego que sí. ¿Pero se merece todo este despliegue mediático? Si lo hacen es que se lo merece.

Me parece a mí que su despedida es importante en cuanto que favorece los intereses políticos de unos y otros. De los unos, la mayoría, para meterle aún más el agua en casa al PSOE y de los otros, los menos, para ensalzarla y convertirla en la deseada.
Se va a hacer las Américas. Está bien. Se va de profesora a Miami.

Con esta huida, según algunos, se le pueden truncar sus aspiraciones a sustituir a Rubalcaba, perdón a Alfredo. Ver veremos.
En 2012 ya se diputaron la secretaria general del PSOE y Rubalcaba ganó por los dos patitos, 22 votos. El próximo encuentro se esperaba sangriento y con esta decisión igual se les fastidia la juerga a los mamporreros mediáticos más extremistas. ¡Menuda faena!

¿Es Carme Chacón el recambio necesario en el PSOE? Pues para gustos… ¿Mi opinión? No, no lo es.

Hablar de regeneración, como ella hace, con su trayectoria creo que es poco creíble. No es una recién llegada y su historia reciente la convierte en corresponsable directa de muchos de los errores socialistas.

En el documento Mucho PSOE por hacer, que firmó junto a otros cargos públicos y orgánicos, reparte las responsabilidades -y así debe de ser- pero no todas son iguales. Ella tiene demasiada culpa en los errores que cometió el partido socialista.

Carme Chacón fue una de las integrantes de la plataforma Nueva Vía, que sirvió de despegue para Rodríguez Zapatero. Aquella iniciativa fue una manifestación de lo que se avecinaba. Su coincidencia con la Tercera Vía de Tony Blair fue clara y ya estaban vistos los resultados.
No ha rechazado esos principios. Si en aquel momento no me parecieron planteamientos adecuados, hoy los rechazo de forma aún más rotunda.

Mucho PSOE por hacer lo convirtieron en una declaración de intenciones, así que sigamos con ella: “cuando aplicamos, ciertamente obligados, políticas contra la crisis ajenas a nuestra orientación ideológica y a nuestros valores, perdimos otra parte de nuestro crédito”. Totalmente de acuerdo. Después de este reconocimiento ¿aún piensa que puede liderar un proyecto de renovación?

En ese mismo documento, que ella firma, se recoge lo siguiente: “Nuestra visión de una España plural y unida merece ser defendida con pasión porque es la visión que comparte la inmensa mayoría de los españoles frente a las tensiones de los separatistas y los separadores” 
Pues también estoy de acuerdo. Aunque me parece a mí que Carme Chacón esto no lo tiene muy claro. Lo digo porque cuando tuvo la oportunidad de votar la iniciativa sobre el derecho a decidir de los catalanes, ella no votó. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario.

No es el momento de ofrecer ambigüedades o recetas populistas. Es la hora de la ideología -sí ideología- de escuchar a los ciudadanos, de cambios claros y de sentido común. Carme Chacón no es la respuesta. Yo no la tengo, la debieran tener los socialistas, pero si esto no cambia lo decidirán entre cuatro, como viene siendo habitual, y luego previo pago de unos euros lo dispondrán quienes lo deseen. Sí por ahí van los tiros, me temo que muchos se van a tirar del tren en marcha.

A Carme Chacón le deseo que le vaya bien por las Américas.


Licencia Creative Commons
El adiós-hasta la vista de Carme Chacón por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario