20 oct. 2010

Gracias por nada


Me alegro de que la autovía del Cantábrico sea considerada una prioridad y que se pida su finalización a la mayor brevedad posible. No por ser una obviedad deja de ser verdad. Se trata de un deseo generalizado de todos los asturianos.
Estoy de acuerdo en lo manido del debate sobre las infraestructuras. No tengo nada que objetar a que se afine el gasto en algunas partidas y que se establezcan prioridades para las inversiones estratégicas. De verdad, lo comparto.
Fíjense, si coincido -aunque sin equipararme a los expertos- en la conveniencia de concentrar el esfuerzo inversor en un proyecto estratégico como es la autovía del Cantábrico en este contexto de ajuste presupuestario. Claro que sí. Faltaría más.
Aunque se me ocurre que ninguno de todos los que han dicho estas cosas, y que yo comparto –repito una vez más- no viven en el suroccidente de Asturias.
No somos prioritarios, no somos estratégicos y somos cuatro gatos. Gracias por nada.
En la medida en que yo soy importante para ellos ahora, cuando sea necesario y oportuno, también lo serán ellos para mí. No tengan dudas. Gracias.
Licencia de Creative Commons
Gracias por nada by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario