20 dic. 2010

Pasarela solidaria


En el improvisado backstage -que miren ustedes que es más fácil decir “entre bastidores” pero claro, no es tan chic- como decía, entre bastidores la cosa estaba un poco tensa. Los retoques de última hora ponen a prueba los nervios de las modelos que van desfilar, los chicos también padecen lo suyo.
La ropa que van a presentar se adapta perfectamente a los cuerpos de estos maniquíes. No se destacan por unas figuras esculturales. Tampoco tienen unas medidas espectaculares, esas de 90-60-90 para las chicas, ni unos estómagos con unas tabletas envidiables, en el caso de los chicos. Su índice de grasa corporal es la adecuada y su cara da gusto verla. No han necesitado horas de gimnasio, dietas absurdas ni poner en peligro su salud para ofrecer un pase de moda. Cada uno de ellos tiene el cuerpo que tiene, ni se avergüenzan de su altura ni de su peso. Están sanos y la ropa les queda que ni confeccionada a medida.

Va ser su primera puesta en escena y los fallos que puedan surgir se les van a perdonar. El público va a ser muy, pero que muy indulgente. En gran medida está compuesto por madres y padres que están tan nerviosos como los debutantes. Abuelos también hay y a esos simplemente se les cae la baba. Son sus hijos, sus nietos, los que van a estar en esa improvisada pasarela. Cuarenta niños han estado ensayando su entrada y salida del escenario y todos están inquietos e ilusionados.

Las prendas que vistieron fueron cedidas por las tiendas de Tineo y es que la pasarela era algo más que un desfile de moda: tenía como fin ayudar a los niños de Haití afectados por la epidemia de cólera. La recaudación de este acto irá a parar a manos de UNICEF quien se encargará de gestionar esos fondos para paliar los graves estragos que está causando el cólera en ese país caribeño.

Al final todo salió perfecto. Los niños lo hicieron magníficamente, los familiares disfrutaron y todos fuimos un poco solidarios.

Licencia Creative Commons
Pasarela solidaria por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario