13 feb. 2011

Autovía en curso de obra


Hace días que lo tenía escrito y hoy, domingo 13 de febrero de 2011, leo que el Delegado del Gobierno en Asturias nos da una nueva fecha para la terminación del primer tramo de autovía entre Salas y La Espina: marzo de 2012, dentro de un año. Lo que sigue a continuación, si hace unos días consideraba que tenía sentido, hoy tras estas declaraciones, sigo pensando que tiene plena validez. Hay que tener en cuenta que las palabras de Antonio Trevin confirman que la obra sí está paralizada.

El Ministerio de Fomento ha dicho que «las obras de la A-63, los tres tramos Doriga-Cornellana; Cornellana-Salas y la 1ª calzada de Salas-La Espina, están en curso de obra». Así como se lee nos lo contó La Nueva España el viernes 4 de febrero. Fomento dixit. No se a ustedes, pero a mí se me quedó cara de tonto. O eso querían ellos, pero va a ser que no. Afirmar tal cosa supone un desconocimiento absoluto de lo que se traen entre manos, por no decir que es una estulticia supina.

Yo fui uno de los senderistas de la Asociación Cumbre Tineo que realizó el recorrido entre La Espina y Salas; les puedo asegurar que allí no había indicio alguno de que la obra estuviese en curso. Pero no me tienen que creer a mí, pregunten a las 31 personas que la recorrimos y verán lo que les dicen.

La enorme curiosidad por saber como estaba la ejecución de la obra llevó a esta asociación a realizar la caminata. Al poco tiempo, y a pesar del frío, el personal estaba caliente. Como para no estarlo. Las obras están muy avanzadas, tanto que en algunos tramos falta la capa de rodadura y ya estaría disponible para circular por ella. La caja esta abierta en todo su recorrido; el afirmado listo en casi toda su longitud; los viaductos terminados, excepto el que está cerca de Salas, que le faltan las vallas de protección, y así todo el recorrido.
Según transcurrían los kilómetros se oía una opinión unánime: esto es una vergüenza. Y lo es, se lo aseguro. Para todos menos para los que han parado su ejecución y para los que han callado y dada por buena esta decisión.

Quienes han paralizado esta obra han decidido comenzar otras en diversos lugares de España. Claro, es que allí hay más votos o les han leído la cartilla. Aquí somos pocos y todo el mundo a callar. Protestamos en los bares, en casa y…pues nada. Los alcaldes con decir dos cosinas en la prensa vale, pero eso sí, suaves no vaya a ser que se enfaden en el partido. De los diputados, tanto autonómicos como nacionales, ni hablamos. La oposición no sabe no contesta, es decir, no está cualificada para gobernar. Están bien donde están. De los salvapatrias ni mentarlos. Los empresarios, muy afectados en su bolsillo, callan también. Pues si todos callamos es que está bien la decisión. Ven, al final el Ministerio de Fomento tiene razón. Pararon la obra y bien parada está porque aquí no protesta nadie. Así nos va.

Estoy de acuerdo con el candidato socialista, Javier Fernández, cuando dijo que “el verdadero adversario es el desencanto de la ciudadanía”, le puedo asegurar que nosotros entramos en esa categoría.

Licencia Creative Commons
Autovía en curso de obra por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

2 comentarios:

  1. Y ahora con qué nos quiere engañar el Sr. Trevín? Dice que la obra va a durar 12 meses, cuando todos los que hemos recorrido ese tramo sabemos que trabajando a una marcha normal, habría obra para cuatro o cinco meses a lo máximo. Y si se diesen prisa en tres meses estaría terminada.
    Otro motivo más para sentirmos desencantados. Pero seguiremos peleando por lo que es nuestro. Y esta carretera, lo es.

    ResponderEliminar
  2. Lo preocupante es que los que estan nos tratan con desprecio absoluto, y los que vienen no me gustan nada. En fin a ver si vamos tomando conciencia de que hay que ser mas reivindicativos.

    ResponderEliminar