6 ago. 2009

De San Roque a San Roque o el año en que quisieron j...(si eso también) (2009)



La verdad es que este año la cosa no está para muchas alegrías. Por lo que respecta al mundo mundial la crisis anda a sus anchas. Los culpables de los desaguisados siguen por ahí gastando sus, nuestros, dineros y tan contentos. Ahora estamos pagando –literalmente y con nuestros dineritos- los chanchullos de los bancos y no pasa nada. Se suponía que todo el dinero público, o sea el de todos, serviría para contribuir a salir de la que liaron esos grandes genios de las finanzas al tiempo que se cambiaban las cosas.
¿Alguien ha visto algún cambio? Lo único que se oye es que hay que incentivar el consumo. Vamos, más de lo mismo.
Bueno. Ya vale. Esto empieza a parecerse a una tertulia mala.

Por lo que respecta a las cosas del terruño, han estado también moviditas. En pocas palabras: tristeza, incredulidad, vergüenza.
Nada, hay que dejarlo. No voy a entrar al trapo. Pondré guantes de seda.
Otro San Roque pasó. Como siempre hubo para todos. Unos lo pasaron bien, otros no tanto y algunos, simplemente decidieron marcharse.

¡Hombre, Pepe! Otro año por aquí. Sí, ya ves. Josefa, cuanto tiempo sin verte por San Roque. Si hija, tuve un pequeño problema de salud el año pasado. José, me alegro de verte por aquí. Y yo a ti; espero que este año podamos repetir lo del pasado. Bueno, ya veremos.
Todo esto y mucho más se oyó en el campo donde se pierde la liga verde.

El 6 de agosto nos las prometíamos muy felices con que el Gobierno del Principado, por fin, autorizase las obras de la Ciudad del Motor. Ya, ya. Por esos días se licitó también el colector de La Curiscada, que este si que no se hizo el remolón.
Pero bueno, eso es agua pasada. Que no, que no es agua pasada. Que se cumpla la palabra dada y que se dejen de disculpas. Basta de retrasos injustificados, justificados o de pamplinas. Llevamos tres años de retraso. ¡¡Ciudad del Motor, ya!!
Navelgas y su Día de los Pueblos como siempre: solidario y hermoso.





El inicio del curso escolar nos recordó a épocas pasadas en las cuales los problemas surgían por doquier. Algunos volvieron a las andadas y los vecinos de Los Semellones se opusieron al cierre de una de las dos unidades allí existentes. La cerrazón para mantenerla abierta fue, y sigue siendo, incomprensible. Los argumentos fueron tan malos que me produjeron vergüenza ajena.

La zona azul entró en vigor y todos a rascarse el bolsillo para aparcar. Eso sí, ahora siempre se encuentra donde hacerlo. No puedo menos que hacerme la pregunta que muchísima gente se hacía los primeros días ¿pero donde están metidos ahora los coches? No se si será cierto, pero se dijo, se comentó que entre los que aparcaban siempre en la calle teniendo garaje, los que tenían alquilado el garaje y dejaban su coche afuera y los que aparcaban en horas de oficinas y negocios ya eran suficientes para copar las plazas disponibles.
Nada, que la sangre no llegó al río. Como casi siempre, cuando nos tocan el bolso empezamos a hacer las cosas bien. Triste realidad.

Aparece la primera noticia de que el Ayuntamiento comprará y derribará el edificio de Almacenes. Más de veinte años esperando por ello. Casi nos cuesta creerlo.

En el mes de noviembre negros nubarrones cubren nuestro cielo. Lejanos ecos habían alertado de que el lado oscuro llegaría a estas tierras.

Los vecinos de Navelgas nos alegran con el esfoyón y el amagosto. Siempre es muy grato compartir su hospitalidad.

A fines de noviembre la oscuridad se asienta entre nosotros.
Los vecinos de Los Semellones se manifestaron en Oviedo. Les dio igual. Aquellos que podían cambiar las cosas no lo hicieron. Llevan tanto tiempo en lo mismo que se creen que la verdad se encuentra entre las cuatro paredes de su despacho.

El Carbayu de Valentín fue distinguido con el premio “Árbol gigante” 2008 concedido por la ONG Bosques sin Fronteras en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.
Del Fondo Estatal de Inversión Municipal a Tineo le tocaron más de dos millones de euros. Bienvenidos sean.

El lado oscuro hace de las suyas. Tristeza infinita. Aflora lo mejor y lo peor de cada uno.

El mes de enero nos trajo la noticia de que la Fayona de Eiros no pudo aguantar más y se vino abajo. Uno de nuestros símbolos naturales desapareció con ella.
Y ya no nos acordamos del vendaval de fines de enero. Dios, como dejó la sierra de Tineo. Parecía que la habían bombardeado. Árboles partidos a la mitad y arrancados de cuajo. Pero no uno o dos. Muchos. A lo largo del concejo causó serios problemas. Bastantes vecinos vieron afectadas sus propiedades.

Un informe de la Unión Europea cabrea a los ganaderos del concejo. La cosa tiene canto. No se quién, pero alguien muy listo, pero que mucho, en alguna comisión que ha dicho que Tineo no es una zona favorable para la producción de leche. Al parecer usando unos cuantos criterios económicos han llegado a esa conclusión. Pero coño, estos señores no se han enterado que estos ganaderos son los mayores productores de leche de España.
En casos como estos es cuando nuestros eurodiputados tenían que enseñar los dientes. Ya sabemos por donde van a ir sus intenciones. Que los nuevos eurodiputados se pongan las pilas ahora, cuando las cosas todavía se pueden arreglar. No vaya a ser que dentro de no mucho tiempo en base a ese informe cierren el grifo y... ¡Ah! Y que no se les olvide a nuestros representantes pelear por la cuota láctea. Ellos obligaron a invertir mucho dinero en su compra ¿se les ocurrirá decir a los ganaderos que han perdido esa inversión?

Una vez al año se celebra, en esta ocasión fue el primer domingo de febrero, un encuentro muy especial “El sabor de las culturas”. No es otra cosa más que una reunión entre personas de orígenes distintos y que compartimos esta tierra. La disculpa, magnífica por cierto, es la gastronomía. Lo diferente solo tiene que estimular nuestra curiosidad y las ganas de conocer.

Este año, por no faltar, hasta tuvimos un atraco a una gasolinera a punta de pistola. Cuanto miedo metieron, cuanta violencia por cuatro duros. Al final, afortunadamente, todo se quedó en el susto.

Como aliciente para seguir viviendo en la comarca, la empresa de autobuses que cubre Tineo-Allande decide suprimir una ruta. Más tarde la reabre, pero la cosa está cruda. Poca gente, pocos viajeros, poco dinero. Conclusión: se cierra y se acabó.

Los meses pasan y los medios de comunicación se siguen haciendo eco del retraso de la Ciudad del Motor. Nadie se pone colorado y todo sigue igual, es decir, parado. En la capital siguen en actitud contemplativa.

No podemos quejarnos, este año nevó. Y ya se sabe, año de nieves... problemas en las carreteras. Es que cuando caen cuatro copos se paraliza el mundo. Aquí todavía lo llevamos más o menos bien, pero viendo lo que ocurrió en Madrid es para troncharse de risa. No había ni cinco centímetros y se hablaba de ello como si fuera Siberia.

En el mes de marzo se produjo un incendio en la fábrica de embutidos del Alto Forcayao. No hubo desgracias personales, sí cuantiosas pérdidas económicas. Una lástima. El trabajo de muchos años casi se va al garete.

Por estos lares anduvo presentando su último libro Luis Arias Argüelles-Meres. Como siempre no dejó títere con cabeza. El a lo suyo. Normalmente su diana favorita son los gobiernos socialistas. Bueno, pues vale.

Aunque muchos no se enteraron, los amigos de Sahagún presentaron su Semana Santa, todo un detalle poco correspondido. Trajeron hasta su banda de música.
Llegado marzo, ya se sabe, Feria de San José. Un magnífico día y lleno hasta la bandera.

Ya en el mes de abril, el Pleno Municipal aprobó el Plan Integral para la Infancia y la Adolescencia. Hay que llenarlo de contenido. Estaría bien que nos dejásemos de tanto Cristiano Ronaldo, Raúl y triunfitos varios.
Veintiocho alumnos del IES de Tineo colaboraron para hacer un libro sobre juegos y deportes tradicionales del concejo.

Mira que atrae lo del rally. Llenito, todo llenito.
La Feria de Muestras otra que tal. Es una cita obligada y año tras año son muchos miles de personas los que nos acompañan. Este año la inauguración fue más ajetreada. Un grupo de ganaderos protestaron e interrumpieron los discursos de inauguración. En la protesta tenían toda la razón.

Lucas Santiago inauguró su nuevo taller, aunque es mucho más que eso. Bien por este hombre. Un buen artista con las ideas claras y encima apuesta por su tierra.

Y por fin una alegría para todos. En junio se iniciaron las obras de derribo de Almacenes. Fue visto y no visto. Ni el día de San Pedro se congrega tanta gente en la plaza. También hubo muchos arquitectos e ingenieros.

En este mismo mes nos llegó otra feria, y esta es muy, muy importante. Asturforesta. ¡Oiga! Que se celebra en Tineo la feria forestal más importante de España y una de las grandes de Europa. Mira tú que ye mala suerte, va y celébrase en Armayán.
Por cierto, estuvo bien que un diputado regional de la oposición dijese en Armayán que había que elaborar con celeridad un plan de energías renovables. También destacó el futuro prometedor de las energías verdes dentro del sector forestal. Estaba acompañado por quien estaba y no se pusieron colorados. Manda narices.

A fines de junio se presentaron las obras de Pedro Rodríguez Campomanes centradas en la industria y la educación popular. Aquí estuvieron los responsables del Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII de la Universidad de Oviedo. Campomanes sigue siendo un gran desconocido.

La Junta General instó al Gobierno a iniciar de inmediato la Ciudad del Motor de Tineo. Perdonen ustedes pero me estoy ruborizando, no por mí, sino por ellos. Les importa un pito.
Ahora lo que toca es divertirse. Feliz San Roque 2009.

Creative Commons License
De San Roque a San Roque o el año en que quisieron j...(si eso también) (2009) by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario