6 ago. 2009

España Roja






Cuando estoy de veraneo - ahora ya no somos veraneantes, somos turistas- tengo por costumbre ver la televisión por las mañanas. Si, lo confieso. Mientras desayuno veo la tele. Estos días la cosa no tiene desperdicio.

Yo, que no soy nada futbolero, he seguido a la selección y me alegré de su triunfo. Pero hasta ahí, no más. Ahora estoy sorprendido: España vuelve a ser roja.
No me llamen nostálgico, que no lo soy. Tampoco quiero desenterrar nada. Hay cosas, que por mucho que se empeñen algunos, nunca podrán tapar. Las vergüenzas e ignominias siguen ahí.

España, para preocupación y desasosiego del nuevo Rajoy y el viejo PP, antes AP y antes... bueno, tampoco tengo que retroceder a no hace tanto, se ha vuelto roja. Algunos están intranquilos. Lo que faltaba, estos sociatas usurpando símbolos que les pertenecen desde la noche de los tiempos.
Mientras contemplo el mar y a los paseantes, no puedo dejar de pensar que somos un país curioso.

Los españoles seguimos siendo capaces de sorprender a propios y extraños. Ni los catalanes independentistas, ni los vascos secesionistas, ni el cava, ni los alborotadores y gamberros callejeros de cualquier pueblo de Euskadi, fueron capaces de hacernos aflorar el sentimiento patrio con tanta intensidad.

Reconozco que en ocasiones sentí un poco de envidia al ver como en otros países se valoraba lo suyo, a veces con un chovinismo exagerado. Pero lo nuestro es mucho. Tenemos los mejores jugadores del mundo. Luis Aragonés no tiene igual. ¡Que viva España!

Hace un mes... ¿quién quiere pensar en lo que decíamos hace un mes? Eso es de antiespañoles. Quien no venere a esos héroes no tiene perdón, ni de los dioses ni de los hombres.

Televisiones, radios, prensa, para ellos llegó agosto. Que les voy a decir de la empresa que fabrica las camisetas rojas. Ahora veremos imágenes del partido un día si y otro también. Se realizarán retrospectivas de la selección (con mayúsculas, por favor) y aquellas decepciones de antaño lo serán menos. Los programas de cotilleo tendrán un nuevo filón y así hasta una nueva heroicidad o un nuevo Lepanto.
Para sentimientos a flor de piel, los españoles.


Verano 2008

Creative Commons License
España roja by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario