4 ago. 2009

Tineo, donde el potaje de berzas adquiere categoría de arte


El invierno está siendo largo y crudo. El frío y la nieve nos acompañan como hace tiempo que no lo hacía y los cuerpos se resienten, necesitan energías añadidas. Las matanzas ya están listas y el chorizo, la morcilla o los huesos de butietso se dejan comer. Ya pueden formar parte de esa delicia que es el potaje de berzas, al que no puede faltar el lacón, el tocino, el chosco y unas fabas- que a poder ser tienen que proceder de la zona de Navelgas.

Que nadie se equivoque: estamos hablando de productos de primera calidad. La berza, esa humilde variedad de col, se transforma en algo exquisito cuando se acompaña de esos productos del cerdo, de los que el concejo de Tineo es un magnífico productor.


Su elaboración, aunque sencilla, necesita de unas manos pacientes que den tiempo a los ingredientes para que lleguen a esa armonía perfecta de color y sabor. Ante una buena cazuela de potaje de berzas nuestra nariz será la primera en percibir una fragancia intensa que despertará nuestros sentidos. Luego, los ojos se verán asaltados por el verde de las berzas que contrasta con la calidez cromática de las fabas y de las patatas, que a su vez luchan con el rojo de los embutidos y el casi negro de la morcilla que intentan apoderarse de todo el espacio. En esos momentos los comensales olvidarán dietas, colesterol, triglicéridos y solo desearán darse a los placeres que tal plato les va a proporcionar.

Al final, cuando todos los sentidos estén pletóricos y ahítos, entonces y solo entonces, haremos un pequeño esfuerzo para degustar ese postre tan sencillo que los franceses llaman crêpes, pero que no deja de ser una copia de nuestros frixuelos. Y ya quisieran los gabachos hacerlos como se hacen por estas tierras – que nosotros también podemos ser chovinistas.

Todo esto dejaría satisfecho al más exigente, pero no se nos puede olvidar que todo tuvo un comienzo y de entrada nos habremos comido ese manjar que es el Chosco de Tineo acompañado de unas patatas. Ese producto que anda a la espera del reconocimiento europeo no deja indiferente a nadie. A unos les gusta, a otros les gusta mucho y a la mayoría nos apasiona. Pues tras esa entrada, que prosiga la bacanal de sabores que son las XXIV Jornadas Gastronómicas de Tineo.

Creative Commons License
Tineo, donde el potaje de berzas adquiere categoría de arte by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario