6 ene. 2010

Apostando por el Hospital Carmen y Severo Ochoa



Soy de los que piensan que hay que posicionarse ante los problemas. Está es mi opinión, compartida por muchas otras personas.

Cuando se inauguró el Hospital Carmen y Severo Ochoa en Cangas del Narcea, allá por 1986, percibimos en toda la comarca suroccidental que nuestra calidad de vida mejoraba de una forma considerable. Este hospital vino a llenar un enorme vacío sanitario a la par que cubría una necesidad social de primer orden.

Hoy, 24 años después, es cierto que determinadas condiciones han cambiado: somos menos habitantes, las comunicaciones por carretera han mejorado, pero todo eso no significa que este hospital comarcal tenga menos importancia que en aquellos años. Su trascendencia sanitaria y social sigue siendo de primer orden. Diríamos, sin temor a equivocarnos, que ahora su presencia es más importante ante una población que demanda cada vez más los servicios sanitarios y que al mismo tiempo es una de las más envejecidas de Asturias.

Dicho esto a modo de introducción, desde la Unión Comarcal de UGT Suroccidente queremos manifestar nuestra opinión sobre la propuesta del Plan Director redactado para el Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea.

Como ya dijimos en su momento, este proyecto debería ser estudiado con tranquilidad y prudencia. Ante la complejidad de muchos de los aspectos que contiene hemos realizado consultas con expertos en esta materia, así como con profesionales sanitarios, incluidos algunos del Área Sanitaria II. Tras recabar todas estas informaciones llegamos a la conclusión que este Plan no se ajusta a las necesidades de la comarca del Suroccidente.

Desde UGT defendimos y defendemos los servicios públicos como uno de los pilares básicos de nuestra sociedad; la sanidad es, sin duda, ese pilar principal sobre el que pivota toda la estructura social. Aquella idea de acercar la sanidad a los ciudadanos de todos los rincones de Asturias fue un gran acierto y hoy en día sigue teniendo plena vigencia.

Los planes de control de la gestión sanitaria no tienen que pasar por ningún tipo de recortes en la estructura vigente, eso tiene que ir por otros derroteros que desde luego no pasan por cercenar servicios en ninguna de las áreas sanitarias. Desde UGT no lo admitimos.

Este proyecto de Plan Director para el Área Sanitaria II ha resultado un error, así lo estamos manifestando todas las fuerzas sociales y profesionales. La Consejería de Salud tiene que reconocer que no gusta a nadie y debe retirarlo de manera inmediata.

Alguna de las cuestiones por las que rechazamos el proyecto es que este plan, con el que se pretende reorganizar la asistencia sanitaria de esta comarca, dice que las especialidades de Cardiología, Neumología, Digestivo, Nefrología, Oftalmología, Otorrinolaringología y Urología pasarán a integrarse en los correspondientes servicios del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias). Así se refleja en ese documento. No hay posibilidad de duda o de error.

Se dice también que los médicos se desplazarán a Cangas algunas mañanas o prestarán apoyo desde Oviedo. Eso está ahí, nadie miente al decirlo. Como tampoco se engaña a nadie como cuando se dice que las urgencias quirúrgicas de las especialidades cuyo apoyo se presta desde el HUCA se derivarían hacia ese hospital. De aquí se deduce, y así lo entiende todo el mundo, que las guardias de estos médicos en el Hospital Carmen y Severo Ochoa desaparecerán.

El modelo que los redactores de este plan proponen es un centro integral de atención sanitaria, así se le llama en la página 10. El nombre no deja de ser interesante pero por el camino se nos pierde la denominación de hospital.
Así podríamos seguir con más cuestiones, pero creemos que con estas son suficientes para clarificar que lo que se pretende hacer es una reconversión de un hospital en otra cosa.

Se alegará para defenderlo cuestiones como índices de ocupación de camas, duración de las estancias, masa crítica de intervenciones e incluso se nos citarán experiencias de los Estados Unidos y de Inglaterra, curiosamente. Pero no se tiene en cuenta las grandes distancias en tiempo desde los pueblos que componen el área sanitaria; no se menciona la falta de transportes públicos con una frecuencia como se da en los centros urbanos. Tampoco se valora que los tiempos de las estancias hospitalarias vienen condicionadas por estos motivos y por el envejecimiento de la población que dificulta los postoperatorios. No aparece reflejado que las ambulancias del área sanitaria no tienen todas una disponibilidad de 24 horas al día. Los redactores dejan de lado la repercusión económica que tiene este centro hospitalario y su incidencia en el empleo de la comarca. No se valora la importancia que tiene el hospital a la hora de fijar población. La pérdida de habitantes se incrementará de forma notable si este servicio público reduce sus prestaciones.

Los peros son tantos desde el punto de vista sanitario y social que lo mejor que se puede hacer es retirarlo. Tienen que prevalecer las ideas sobre las que se creó el Hospital Carmen y Severo Ochoa. Aquellos principios siguen hoy vigentes, los puramente económicos, aunque se quieran enmascarar, esos los dejamos para otros.

Reiteramos que desde la Unión Comarcal de UGT Suroccidente pedimos la retirada inmediata de este proyecto de Plan Director del Área de Salud II de Asturias.

Creative Commons License
Apostando por el Hospital Carmen y Severo Ochoa by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario