6 ago. 2010

De San Roque a San Roque o el año en que la maldita crisis continuó


Vamos a ver quien es el guapo que habla de fiesta y diversión con lo que nos está cayendo. Aunque bien pensado, una de las posibles soluciones a estos malos tragos que estamos pasando es divertirnos. No podemos dejar que esos desaprensivos que la han liado nos fastidien nuestras fiestas de San Roque. Vamos a pasarlo bien aunque les moleste y nos olvidaremos de esos pájaros de mal agüero que quieren amargarnos la vida. ¿Qué podrán querer? ¿Más dinero? Imposible. ¿Algún voto? Huy, huy. Nadie puede ser tan miserable de quererse aprovechar de las desgracias.
Hala, dejemos esto que algunos se nos enfadan y vamos a dar un repaso a este añito que pasó.

Unos días antes del inicio de las fiestas, Lucas Santiago nos dio la alegría de una nueva exposición que tituló 28. Fue muy original. No solo trabaja con las manos, ante ha pensado lo que quiere. Esperemos que este año nos vuelva a sorprender.
Tineo anduvo por la Feria Internacional de Muestras de Asturias. Sí es que tenemos dedicada una jornada y los tinetenses responden. Ese día en Gijón te hartas de saludar.

El pregonero de San Roque 2009 fue Benjamín Alba. Sí hombre, el paisanu estí que empeñose en facer un hotelucu y dar comíes. Saliose con la suya. Ta prestosu el sitiu.

Cada cierto tiempo, más bien hacia el verano, aparece en los medios de comunicación el tema recurrente del abandono al que están sometidos los vaqueiros y las brañas. En esta ocasión no fue menos. Bien, sale en la prensa y ya está, hasta el año que viene.

Hay algunos temas que son recurrentes año tras año y siempre hay quien los recuerda. Lo de la autovía de Oviedo-La Espina, por ejemplo. Ahí va. Siguen en ella. Tranquilos, que a lo largo del año hablarán más de ella.

Por agosto, en Navelgas, se realizó un acto en memoria de cuatro frailes dominicos, un presbítero y un teniente de caballería, fusilados por “un grupo de incontrolados del Frente Popular” así se recoge en la prensa. También recordaron a otras 27 personas víctimas de las tropas franquistas. A los primeros se les ha recordado siempre, cuentan con una placa conmemorativa desde hace décadas y hace dos años fueron beatificados. Los 27 solo fueron recordados en el dolor y silencio de los suyos. No dejaron que tuviesen ni recuerdo humano y menos divino. Para que decir más.
Y llegó el Día de los Pueblos de Asturias. Navelgas, ese precioso pueblo tinetense, celebró ese encuentro solidario y homenajeó a Torazo, al arbitro Mejuto González y a la banda de gaitas “Reina de Truébano”.

A fines de este mes de agosto Pana se convierte en el rey del Camino de Santiago a su paso por Tineo. Su puro y el “Mirador de Leticia” se están haciendo famosos.

En septiembre un desgraciado accidente de caza cuesta la vida de un joven tinetense. La desolación llegó a dos familias. Maldita desgracia.
Este mes es el de la fiesta de la trashumancia. Otra celebración entrañable. Lo que no celebramos fue el anuncio de Unión Fenosa de dejar de recibir carbón de la comarca.
Las empresas eléctricas y el que maneja el cotarro del carbón iniciaron otra vez la gresca entre ellos. Ya sabíamos quien iba a pagar sus platos rotos: los de siempre. En primer lugar los mineros, después todos los demás.

Los de El Banzao se pusieron manos a la obra otra vez. Están empeñados en acabar con el cangrejo rojo y en su busca y captura andan. Además no se les caen los anillos y nos limpian los ríos. Bien por ellos.

Anda, que los del ALSA también se lucen. Quitaron el autobús entre Tineo y Allande por falta de viajeros. Está bien la cosa. Primero acaparan todas las líneas y luego las que no dan dinero fuera. Eso es la economía de mercado ¿o se nos había olvidado? Es rentable, sigue; en caso contrario se cierra y que cada uno se apañe como pueda.
Tineo acogió el primer congreso vaqueiro. Tuvo su rurún mediático. Alguno aprovechó la ocasión.

Por octubre el tema de Las Campas vuelve a la palestra. Nada que no arranca. Los vecinos que aportaron dinero andaban muy preocupados. Como para no estarlo. Total unos que andan cabreados, han dado dinero y no tienen nada a cambio, otros que esperaban ampliar negocios, pues más cabreo. El resto de la vecindad, pues expectante. Ver veremos.

El viejo y caduco tema de la Ciudad del Motor vuelve a la carga. Aburre, cansa y ya no desespera. El tema se ha quedado reducido a controversia política. Los ciudadanos pasamos.
Hablando de política, los del partido socialista expulsaron definitivamente a las dos concejalas díscolas. La cosa no fue muy sonada mediáticamente. Eso ya no fue noticia. Por cierto, otra concejala dimitió de su cargo, pero eso mejor no tocarlo ya que el mensajero suele pagar los platos rotos. Cosas de la vida.

Térmicas y carbón, no pararon. Que si hay que consumir el carbón nacional, que si no me pagan. Que sale muy caro. Que hay que replantearse la energía nuclear.Todos quieren más dinero. Hubo quien clamó por el cielo abierto. ¡Dios¡ mete miedo.

Vaya nevada. Eso sí que fue una nevada como las de antes. Nada, pasaron unos meses y no nos acordamos de ella. Fue a primeros de enero. Carámbanos de más de un metro ochenta. Casi nada. Faltaría más, la carretera de Tineo-La Espina de pena y de dolor. Las máquinas de unos parada porque la carretera era de los otros. Descontrol y cabreo de los vecinos. Normal.

Si la cosa sale bien, dentro de unos años podremos ir a robar cerezas como cuando éramos niños. Algunos quieren que se recupere este árbol, pues saben lo que les digo, que me parece bien. Lo de ir a comprar la fruta a la tienda o al frutero que se acercaba a los pueblos se puso de moda y se dejaron de lado los árboles que había en las casas. No hace tantos años muchos de los cierres de los prados eran de ablaneiros ¿dónde están ahora? Tonterías que hacemos.

Cuando se engancha un tema se insiste hasta la desesperación. Las Campas, Las Campas, Las Campas. Pues coño, Las Campas están sin hacer. Ya lo vemos todos. Venga piedras de un tejado a otro. El caso es que salga en los papeles. Eso sí, la puñeta para los que entregaron dinero fue enorme. Eso no es una broma ni maldita la gracia que tiene.
Lo que yo digo. En el mes de marzo la cantinela de Las Campas continuó. ¿Y a que no saben lo que volvió otra vez a la palestra? Pues sí, tienen razón: la pejiguera Ciudad del Motor. Hay tres o cuatro temas que se repiten sistemáticamente. Paciencia.

Se inauguró la estación de autobuses. Muy chula, muy grande, muy de todo.
Todo el mundo estaba encantado con el inicio de la mega piscina y menudo susto, sobre todo para los vecinos, vaya socavón. La calle se fue a tomar por el saco. Ya no hay carretera.
Ya en abril lo más destacado, por novedoso, fue la presentación de una coral. Está bien eso de la música. Por lo demás el mes transcurrió con más de lo mismo. Cansino, como dicen por ahí.

Por lo demás, el año se ha ido desgranando. Ferias de todo tipo, rally y hasta un intento de record que quedó en eso. Un año tranquilo, dentro de lo que cabe. Sin grandes problemas que nos afecten colectivamente. Bueno, uno sí que hubo: el plan sanitario para la comarca. De momento parece que está parado, pero estaremos pendientes de ello. Con la salud del personal no se juega.

Este año no dio para mucho. Más de lo mismo. Un poco rutinario, aunque en esto de la cosa pública más vale así. Nada capearemos la crisis y a los apologetas del desastre. Ahora toca divertirse, aunque sea con más mesura por aquello de la cartera. Que el tiempo nos acompañe los días del prau de San Roque.

Publicado en el libro de las fiestas de San Roque 2010

Licencia de Creative Commons
De San Roque a San Roque o el año en que la maldita crisis continuó by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario