5 ago. 2011

Las lecciones de Serafín Abilio


Serafín Abilio Martínez, presidente de la patronal asturiana de la construcción, habla de la baja productividad de mineros y funcionarios ¡y tendrá razón! Estoy seguro que don Serafín es un hombre que está donde está por su esfuerzo y trabajo. No lo dudo.
Es más, podría apostar que no ha sido nunca un empresario de la construcción que haya explotado a sus trabajadores, será de los que siempre ha cotizado rigurosamente por ellos y que jamás de los jamases se le ocurriría hacer firmar a sus contratados un papel en blanco.
Cosas estas que no sucedieron, ni suceden, en el sector que él preside.

No se cual es su empresa o empresas, pero también estoy seguro de que en las ventas de pisos, sí es que se dedica a esto, nunca cobró en dinero negro y el precio, puedo casi jurarlo, tenía un margen razonable de beneficio, nunca, pero nunca nada escandaloso.
En la construcción esas cosas no pasan, como todo el mundo sabe.
Estoy convencido de que Serafín Abilio, al igual que sus compañeros de sector, jamás participó, ni participaron, en ningún movimiento especulativo del suelo ni reclasificación dudosa.
Vamos, estas cosas las digo para poner ejemplos de lo que nunca pasa, no por dudas, que de esas no tengo ninguna.

Puedo casi jurar, bueno no, que yo soy de los de prometer, puedo prometer que el señor Abilio Martínez y compañía no tienen nada que ver en la burbuja inmobiliaria y por lo tanto en la crisis. Eso fue cosa de otros.
Si yo afirmarse estas cosas de él o sus compañeros, que no lo hago -primero por falsas, segundo por injusto, tercero por falta de pruebas- estoy seguro que no le gustaría.
Puedo confirmar, y así lo manifiestan los trabajadores de la construcción, que su salario es digno y no tienen que hacer horas extraordinarias para llegar a fin de mes.
Nunca, nunca podría hablar mal de un colectivo de empresarios, a los que él representa, y que generan riqueza en este país.

De las declaraciones de don Serafín Abilio me queda una duda. Cuando habla de que los mineros y funcionarios no trabajan se refiere a los profesores universitarios, maestros, profesores de instituto, bomberos, guardias civiles, policías, barrenderos, enfermeras, médicos, jueces, fiscales, auxiliares administrativos, administrativos, técnicos de toda índole, etc. etc. ¿Se refiere a todos esos que trabajan para que la sociedad funcione sin los sobresaltos que se podrían producir en los servicios públicos básicos si estuviesen en manos privadas?

No conozco a este señor personalmente pero le aconsejaría que si tiene que entrar en un quirófano de la sanidad pública –Dios no lo quiera- antes se cerciore de que el anestesista, cirujana, enfermeras y auxiliares hayan hecho la compra y de paso que el personal de limpieza, antes de salir a la tienda, han esterilizado bien toda la sala.

Licencia de Creative Commons
Las lecciones de Serafín Abilio by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario