9 nov. 2011

Políticos, campaña electoral e internet


 Comentario en el programa Cangas del Narcea en la Onda, de Onda Cero Radio (8/11/2011)

La campaña electoral ya ha comenzado oficialmente. Los resultados según las encuestas parecen cantados, pero vayan ustedes a saber. El candidato popular ya tiene experiencia en ser favorito y al final quedarse con las ganas. Y es que esto es lo que tiene la Democracia: que todos los votos valen lo mismo. No hay nada escrito y el 20 N lo veremos.

La verdad es que las campañas ya no son lo que eran. Hasta el ritual de la pegada de carteles se ha quedado en algo anecdótico y residual. Ahora la campaña gira por otros derroteros, que no son otros que los medios de comunicación e Internet. Todo candidato que se precie tiene que estar en todas las redes sociales: Twitter, Tuenti, Facebook, YouTube y todo lo que se tercie. Ahí tienen que estar y están en mayor o menor medida.

De los candidatos a nivel de toda España, Lara parece el más discreto. Un blog y la página de IU es su mayor soporte. En otra categoría andan Rajoy y Rubalcaba. Estos no solo cuentan con el apoyo de la página web del partido, sino que además tienen la suya propia. Muy bonitas ellas, con mucho diseño y mucho vídeo.

La página del candidato popular cuenta con un videoblog que titulan Rajoy en acción. Por un momento pensé que iba a salir con sombrero y cazadora a lo Indiana Jones, mal pensado que soy. Pues bueno, en estos videoclips como mucho dice una frase que es sencillita del tipo: “vamos a apoyar al sector por que esto es capital para España”  Lo dijo en la visita que realizó a la Central Lechera Asturiana. Se acabó. Pensamiento completo. Nada de complicaciones, para qué.
También se puede descargar el programa electoral, pero eso sí, habrá que leerse 212 páginas.

Por su parte el candidato Rubalcaba, que ya desistió de su intención de que le llamásemos Alfredo, también tiene su propia página web, amén de la presencia en el resto de redes sociales. Muy visual pero con un pequeño detalle que marca las diferencias: el programa de puntos. Me imagino que ya se habrán enterado. Se trata de un programa de apoyo a Rubalcaba por el que cuanta más información se comparta en Facebook y en Twiter más puntos se obtendrán para canjearlos por una taza térmica, 1.000 puntos; un vaso termo, 1.600 puntos; bálsamo labial, 250 puntos; cuaderno Moleskine, 1.000 puntos, por cierto ¿qué es esto de Moleskine?; polo de punto, 1.000 puntos; taza irrompible, 1.000 puntitos. Es que me apetece todo. A mí como que estas cosas me parecen trivializar en demasía la política, que desde luego no está bien vista, pero que es imprescindible para vivir en sociedad y democracia.
Eso sí, también ponen su programa, 144 páginas.

Y es que esto de Internet sirve para todo al tiempo que está volviendo tonto a más de un político. Confunden la vida personal con la pública y luego se ofenden cuando se habla de ellos. No se callan nada, han perdido el pudor y la vergüenza. Se creen que por estar en las redes sociales son más populares, guays o vayan ustedes a saber.

Los candidatos nacionales tienen una cohorte que les actualizan sus páginas, los diputados, incluidos los autonómicos, consejeros, alcaldes y demás se lo montan ellos mismos y así les sale.
Nos enteramos de su vida. Qué es lo que comen, lo que visten, con quien andan. Si es que por enseñar nos enseñan hasta su vida íntima. Hay algunos que me provocan vergüenza ajena, se lo aseguro. Pero ellos están encantados.

Ya puestos ¿cuántos puntos por mi voto? o mejor aún, lo cambio por la creación de un puesto de trabajo, pero no de los que quiere  Juan Rosell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario