17 feb. 2015

Se lo llevaron negro y calentito


Ni con un soplete los despegabas de ahí. No me extraña. ¡Anda que no había tajada ni nada! Ser consejero de un banco era, es, uno de los mejores chollos de España. Bueno, excepto el de ser su presidente o alto cargo del PP –  por aquello de los sobres –.

Da igual que fuesen de un lado o de otro, todo dios se comió y bebió todo lo que quiso a costa de las tarjetas negras. Con el argumento, unos, de que eran gastos de representación se trasegaron cientos de botellas de los mejores vinos en los más selectos restaurantes; otros, con aquello de que era retribución, fueron igual de pródigos. No le hicieron ascos a nada. Eso sí, no se extrañaron nada, pero nada de nada, que no tuviesen que tributar un céntimo por esas “retribuciones”. Además, si no se gastaban el presupuesto de las tarjetas les reñían en el banco. Que sí, que lo han dicho los consejeros: ¡que les reñían!

Carajo con ellos. ¡No somos gilipollas!

Ustedes son culpables, no nos cabe duda. Intentarán ensuciar su proceso judicial – tienen dinero para hacerlo -; lo alargarán hasta el infinito – ya se encargarán sus ejércitos de abogados – pero así y todo, esperamos que alguno pase por la trena.

Miren, lo más jodido – que ya es bastante – no es que los consejeros de Bankia se puliesen quince millones y medio de euros entre el año 2003 y 2012, repito 15.500.000 de euros o lo que es lo mismo en nuestras pesetitas: 2.578.983.000. Respiren por favor, respiren. No, eso no es lo más jodido. Lo peor es el pufo que nos dejaron a todos.

Cada vez que recuerdo que Bankia se ha llevado más de treinta y seis mil millones de euros en ayudas públicas o que la CAM fagocitó casi catorce mil millones de euros se me revuelven las tripas.

¡Eso sí que es tremendo!

Madrid y la comunidad valenciana han sido feudos del Partido Popular. Su “espectacular” desarrollo de los años anteriores se debió a una apuesta clara por el ladrillo y ahí siempre estuvieron Caja Madrid – que con otras seis cajas de ahorros formarían Bankia -  y la CAM.

Este dato, tan obvio, quieren que lo olvidemos. El Partido Popular está muy interesado en que se produzca una amnesia colectiva.

Según el Banco de España el rescate a la banca española ascendió a algo más de noventa y cuatro mil millones de euros; el Tribunal de Cuentas estima que han sido más de ciento siete mil millones de euros.
Pues bien, la mitad se lo han merendado esas dos entidades, Bankia y CAM. ¿Quién tenía el control? ¿Quiénes no controlaron?

Las respuestas están claras. Ya sabemos quienes nos jodieron.No han sido los únicos, desde luego. Estos han sido más grandones, nada más.

El cuerpo me pide insultarlos, no lo voy a hacer. Me conformaría con que devolviesen todo el dinero cobrado indebidamente, pagasen la sanción correspondiente a Hacienda y si es preceptivo, la cárcel. Eso para las personas.

Los bancos quiero que nos devuelvan lo que les préstamos. A nosotros nos obligaron a aceptar ser sus avalistas, pues bien, al igual que yo les devuelvo los créditos con intereses, que ellos lo hagan también con nosotros.

¿Qué no pueden? Fácil solución: se les desahucia.

Licencia de Creative Commons
Se lo llevaron negro y calentito by Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario