18 dic. 2015

Programas, bibliotecas y libros

Publicado en La Nueva España el 18 de diciembre de 2015

Se lo confieso, tengo un vicio que me genera severos problemas. Siempre me digo que va a ser la última vez y vuelvo a recaer. No tengo remedio. Llega una campaña electoral y voy yo y me leo los programas. ¡Qué desgracia la mía!

Oigan, que todos han escrito un montón de páginas. Todos no, UPyD se han quedado en 80. Pobrecitos, hasta en esto se quedan los últimos. Los más prolijos han sido los de Ciudadanos, 338 páginas. Se ve que tienen más aspiraciones.

En esta ocasión me centré, en principio, en los apartados de cultura y más concretamente los relacionados con el mundo de las bibliotecas y del libro.
Podemos tiene 22 páginas dedicadas a la Cultura; UPyD se queda en cuatro; IU once; Ciudadanos, ocho; PSOE siete y PP cinco.

Hay dos partidos, PP y UPyD, que esto del libro y las bibliotecas  como que no les motiva mucho.

UPyD con eso de la digitalización y puesta a disposición de los ciudadanos de todo el fondo bibliográfico libra. No se olvidan del cuatro por ciento para los libros electrónicos y bibliotecas.

Hasta ahí llegan.

Lo del PP es más “heavy”. Titulan el apartado como Cultura de Vanguardia. ¿Qué? ¿es “heavy” o no?

A las bibliotecas ni las menta. El libro lo ven como una industria, que lo es, y como difusor de la cultura en español, que también lo es. En torno a estas dos ideas gira su escaso programa en este apartado.

Queda muy pobre. ¡Ah! no se olvidan, eso sí, de apoyar la adaptación tecnológica de la industria del libro a las nuevas formas de consumo de la sociedad digital.

El PSOE, por su parte, quiere recuperar y mejorar el programa para el Fomento de la Lectura, de Apoyo al Libro y las Bibliotecas. Plantean la promoción de la lectura mediante el Sistema Aumentativo y Alternativo de la Comunicación.

Se comprometen a establecer, para los municipios de menos de 50.000 habitantes, una exención total por parte del Estado del canon bibliotecario. Para ayudar al resto de los municipios crearán una línea presupuestaria anual.

Ventilado.

Ciudadanos es el partido que más se extiende. Bajo el epígrafe Fomento de la Lectura, desgrana sus propuestas de reactivación de las bibliotecas públicas, el apoyo al sector del libro y la propiedad intelectual.

Proponen la puesta en marcha de un plan de fomento de la lectura y del libro para alumnos de la ESO y Bachiller.

Crearán un Premio Nacional de Fomento de la Lectura en centros educativos y establecerán cuotas de promoción del libro en RTVE.

El listado sigue.

Instituirán una oficina para la promoción de los autores españoles en los mercados extranjeros.

Las partidas de fondos para la dotación de bibliotecas públicas, escolares y universitarias las aumentarán.
Estimularán la biblioteca pública digital, en coordinación con las comunidades autónomas, para ofrecer una oferta digital a los lectores sin recursos, con una compensación razonable a los editores.

En esto de la compensación me imagino que el acuerdo no será muy fácil.

Rematan con el impulso que van a realizar para equiparar el libro físico y el libro electrónico y la protección de la Propiedad Intelectual de editores de libros con los de productos fonográficos y de grabaciones audiovisuales.

¿Tendrán algo que ver las potentes editoriales asentadas en Cataluña?

Podemos apuesta por una nueva Ley de la Lectura.

Nos hablan de una Dirección General de Cultura Digital. Plantean la creación de un Plan Operativo para una Ciudadanía Lectora y la estimulación de la compra de nuevos fondos, con la creación de una plataforma pública de préstamo de libros electrónicos y con la modernización de sus equipos.

En último lugar, y el orden es casual – que no se ofenda nadie – me encaré con el programa de IU.

Una de sus iniciativas consiste en incrementar, como mínimo en un 100 %, todos los recursos dedicados a Cultura.

Hablan del acceso libre y gratuito a todos los museos…bibliotecas públicas… Aquí se les fue la mano.
Desarrollarán políticas a favor de la lectura y del libro en el ámbito de la educación. Así lo enuncian, no encontré concreción.

Recuperarán la figura del Director General del Libro del Ministerio de Cultura. Crearán e impulsarán, a nivel del todo el Estado, un sello de Calidad para Librerías y una Asociación para el Desarrollo de las Librerías.
Equipararán el IVA del libro digital al del libro en papel.

No falta eso de fomentar los procesos de digitalización de los fondos bibliográficos y la creación de plataformas de distribución de contenidos digitales.

Están dispuestos a dotar de fondos a las bibliotecas públicas y velar para que las compras de las mismas se hagan en las librerías de referencia. Asimismo, garantizarán la inversión continuada y creciente en el desarrollo de todas las redes y sistemas bibliotecarios de todo tipo de bibliotecas.

También incrementarán los recursos destinados a las editoriales independientes para la edición de libros y adquisición de nuevos títulos por parte de la red de bibliotecas públicas.

Hasta aquí pude leer. No digo yo que no tengan más referencias sobre bibliotecas y libros, pero estas son las más destacadas y las que el espacio disponible permite recoger.

Hay una coincidencia, en todos, en la importancia del libro como creador de riqueza económica, e incluso en los procesos de fomento de la digitalización. Nada que objetar. Eso sí, cuando hablen de digitalización, de las TIC, no se olviden de las enormes deficiencias de las líneas y conexiones a Internet, sobre todo en las zonas rurales de toda España. Tampoco estaría mal que recordasen el bajo nivel de alfabetización digital existente o el carísimo precio de las conexiones en nuestro país.

Seguro que lo han tenido en cuenta en otros lugares de sus amplios programas.

Ya sé que el país tiene graves problemas sociales, económicos, de corrupción, de transparencia y esto de las bibliotecas y el libro pueden parecer cuestiones menores. ¿De verdad lo son? Un país sin cultura, sin bibliotecas, sin promoción de los libros es un país sin investigadores, sin profesionales de calidad, sin ciudadanos críticos. Una sociedad sin cultura es una sociedad abocada a la sumisión.

Ahora me queda el resto de los programas. Soy un masoca. Aunque bien pensado, sé a quién no voy a votar y a quien sí ¿merece la pena el esfuerzo?

Postdata: el libro de Belén Esteban no es cultura, Sálvame tampoco, Gran Hermano aún menos y ni siquiera Cincuenta sombras de Grey lo es.

Quiero dejar constancia que en el artículo de La Nueva España el párrafo referido a Podemos quedó fuera. Toda la responsabilidad es mía. Cometí un error al enviarlo al periódico. Espero se me disculpe.

Licencia de Creative Commons
Programas, bibliotecas y libros by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario