22 abr. 2018

La madurez de la Feria de Muestras de Tineo


Publicado en La Nueva España el 21 de abril de 2018

La madurez no es cuestión de edad, eso dicen, y sin embargo establecemos una barrera a los 30 años en la que se supone que ya se ha alcanzado la plenitud vital y aún no se ha llegado a la vejez, como dice el diccionario de la RAE. Pues bien, la Feria de Muestras de Tineo cumple su trigésimo aniversario.

Puede parecer algo intrascendente pero para Tineo no lo es. Esta feria es el acontecimiento más relevante del año por las repercusiones económicas que tiene en los días que se celebra y en los meses posteriores.

Ya desde el primer momento se vio que podía ser algo importante, aunque los inicios no fueron fáciles.


Su historia comenzó en 1989, siendo alcalde de Tineo mi tocayo Santiago Pérez González. El 14 de abril de ese año el regidor informó al Pleno Municipal que la idea de esta “exposición nace con el firme propósito de promover el desarrollo de este concejo…”. Se decidió que el recinto ferial de Santa Teresa sería el lugar que la albergase. En ese espacio se venían celebrando desde unos años antes, por San José, una pequeña exposición de maquinaria y ganado que será el antecedente de la actual feria.

El recinto no reunía unas condiciones mínimas y era necesario realizar obras de acondicionamiento: cerramiento exterior, alcantarillado, pintura, construcción de servicios, colocación de una cubierta de metacrilato… obras que se preveía ascendieran a  unos nueve millones y medio de pesetas (57.000 euros).
Paralelamente se iba a celebrar un concurso-exposición de ganado cuyo gasto se estimaba en un millón seiscientas mil pesetas (9.600 euros).

Quisieron añadir algo más y decidieron organizar “actividades de animación con el fin de hacer más atrayente las dos actividades mencionadas instalando en el recinto ferial una carpa de setecientos metros cuadrados donde fundamentalmente se plantean actividades de animación y divulgativas”. El presupuesto que estimaron para estas actividades fue de un millón cuatrocientas mil pesetas (8.400 euros).

No acabaron aquí las iniciativas y se plantearon poner en marcha “actividades gastronómicas coincidiendo con los días de exposición creándose un menú especial para la Feria”.

La idea era conseguir unos 80 expositores. La cifra creaba dudas y un concejal “cuestionó”, en ese Pleno del 14 de abril de 1989, “la demanda de stand y sí estaban todos cubiertos por expositores, siendo contestado que hasta el momento presente no había lugar a las dudas de la gran demanda”.

Los dineros municipales eran escasos y en la sesión extraordinaria del Pleno Municipal del 16 de mayo de 1989 se aprobó por unanimidad “solicitar a la Consejería de Industria y Comercio una subvención para paliar los gastos de las obras en el Ferial de Santa Teresa cuyo importe ascendió a 9.296.886 pesetas” (55.875,41 euros).

Con posterioridad a esta primera edición de la Feria de Muestras de Tineo (22 y 23 de abril de 1989) se realizó una memoria en la que se recogían los datos más relevantes.

En aquella ocasión se establecieron dos zonas diferenciadas: una exterior, destinada a automoción, maquinaria -tanto agrícola como industrial- y construcción; la parte cubierta se dedicó a artesanía, productos de consumo autóctonos, pequeños equipos agrícolas e industriales, cultura, muebles…

El concurso de vacuno se celebró el día 22 y con él pretendían “poner de manifiesto la mejora que se viene haciendo en Asturias y muy especialmente en Tineo, respecto al ganado de raza frisona y asturiana de los valles”.

El número de visitantes, según esta memoria, superó los 18.000. Todo un éxito.

También se adjunta en esa memoria un resumen de gastos:

Carpa actuaciones: 753.300 pesetas; Concurso de ganado: 1.169.960 pesetas; Vigilancia : 125.000 pesetas; Publicidad y folletos: 1.247.559 pesetas; Otros: 132.434 pesetas; Total: 3.428.253 pesetas

Llevar adelante aquella primera edición no fue fácil. Hubo quienes apostaron desde el primer momento por ella pero también hubo sus reticencias. Supuso un gran esfuerzo y no pocas dosis de tesón.

Con los años la feria fue creciendo, tanto en número de expositores como de visitantes y en el cariño de los tinetenses. Hubo años en que paralelamente a la feria se organizaron grandes y costosos conciertos. Eran otros tiempos. El concurso de ganado dejó de formar parte de la feria y se independizó.

Su importancia está contrastada y avalada por estos treinta años y lo que esperamos es que mejore aún más. En este sentido los organizadores han pedido sugerencias sobre actividades que se puedan organizar. Puesto que las piden yo les hago una: empresas tecnológicas. La tecnología no tiene en la feria la presencia que tiene en la sociedad.

La Feria de Muestras de Tineo es un gran escaparate, un lugar de encuentro para ver y ser vistos. Es el gran acontecimiento del suroccidente asturiano.

Del 28 de abril al 1 de mayo, sí lo desean,  ya tienen plan: venir a Tineo. En “nuestra” feria tendrán mucho que ver  y degustar.

Licencia de Creative Commons
La madurez de la Feria de Muestras de Tineo by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario