25 jun. 2010

Más que una graduación



La globalización no es solo económica. Se están extendiendo una serie de usos y costumbres que en muchos casos nada tienen que ver con nosotros. Una de ellas es la celebración de graduaciones. No importa el nivel académico, lo que ahora se estila es realizar un acto público donde se haga entrega del diploma de turno. Todo muy a la americana.

Pero no todas son iguales. La entrega de certificados del CEPA Suroccidente no fue uno más de esos actos. El Hotel Palacio de Merás de Tineo les acogió, es la primera vez que se realiza, y sus destinatarios tenían una característica común: eran personas adultas.
Para ellos era importante. Tanto, que alguna dijo que “será el primer certificado que me van a dar”. La mayoría de las personas congregadas, sobrepasaban el centenar, eran mujeres, aunque -y casi sorprende- había unos cuantos hombres.

Edades: de todas un poco. Eso es lo de menos. Son gentes que siguen con ganas de aprender. Han dedicado una parte de su tiempo libre a volver a la escuela y lo tienen a mucho orgullo.
Han realizado cursos de inglés, de atención geriátrica, educación infantil y un sinfín de materias. Más de 250 personas del concejo han asistido a alguna de esas clases. Entre toda la oferta educativa hay, sin duda, una materia que les pone: la informática y especialmente internet.

Esos cursos ganan por goleada. Saben que una parte del mundo pasa por un ratón y ahí están, ni cortos ni perezosos, dispuestos a asomarse a esa gran ventana que nos acerca a todos los rincones y a todas las ideas. Viven en La Mortera, Eiros, Villatresmil o Gera y durante un rato, el que les dejan las vacas en muchos casos, exploran el mundo. Lo hicieron con la misma curiosidad que cuando comenzaron, hace unos cuantos años, a leer o escribir. Se les notó la cara de satisfacción al recibir ese pequeño certificado enrollado y atado con un lazo rojo. Solo por su afán de aprender ya se lo merecían, si además lo han aprovechado, pues bendito sea.

A la hora de los agradecimientos, Jesús Rodríguez, director del Centro de Educación de Personas Adultas, recordó a los presentes que el Ayuntamiento de Tineo es el segundo de Asturias, tras el de Avilés, que dedica más recursos a la educación de adultos. La crisis hizo su presencia en forma de dudas sobre la continuidad de estos cursos. La Consejería de Educación no sabe no contesta. Aprovechando la ocasión Rodríguez pide al Alcalde que continúe la colaboración municipal a lo que el edil se compromete. Habrá cursos el año que viene. Aplausos intensos y generalizados. Todo quedó en un susto. Una incógnita que se despeja y la consejería quedó como quedó. La oferta formativa para el próximo curso… pues ya se verá.

Un acto sencillo cargado de simbolismos. El mundo rural, sus gentes siguen vivas, tienen ganas de aprender, de comunicarse con el mundo y solo se trata de que les dejen hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario