27 ene. 2017

Menos magia en Harry Potter y el legado maldito


Me gusta Harry Potter. Me entretiene, me presta – en el sentido asturiano -. Las películas también, aunque me quedo con los libros. Tenía claro que si se publicaba otra aventura de Potter y sus amigos me lo compraría. Y llegó la obra de teatro. Me la compré. Ya saben, Harry Potter y el legado maldito. Pues bueno.

El libro que nos vendieron, y yo compré, es el texto completo de la obra de teatro, “basada en un historia de J.K. Rowling”. No hay engaño. Está muy claro y visible. La dramatización fue de Jack Thorne y la dirección teatral de John Tiffany.  No hay dudas.

Los medios de comunicación nos bombardearon. Y no hablo de revistas y espacios especializados, nos lo metieron hasta en los telediarios.

Se trata del guión de la obra de teatro, tampoco es que pase nada por ello. Queda claro, tras haberlo leído, que los efectos especiales deben de tener un papel muy importante, al menos así me lo imaginé yo.

Rebuscando en san Google nos cuentan que la obra teatral es un rotundo éxito. El delirio sirvió para vender miles de entradas en unas horas. El libro otro tanto. En España fue el libro más vendido en 2016.

Lo tenía aparcado desde su publicación. Me puse con él. Se lee rápido, muy rápido. Y… pues eso, que se lee rápido. No puedo decir que me gustase, tampoco lo contrario. Ni frío ni calor, sino todo lo contrario.

Quien no haya leído ningún libro de Harry Potter dudo que le pueda gustar. Aparecen personajes que sin el previo conocimiento no aportan nada. La historia, por sí misma, está manca. 

Esta claro que es un montaje para los harrypotterdianos. Un gran negocio pero con poca sustancia.

Lo dicho, me presta Harry Potter, no me prestó Harry Potter y el legado malditoYa saben, no me hagan caso. Léanlo.

Disponible en bibliotecas públicas y librerías.

Licencia de Creative Commons
Menos magia en Harry Potter y el legado maldito by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario