25 jul. 2017

El socioliberalismo de Ciudadanos

Hace años la hija de un querido amigo, que por aquel entonces tendría quince o dieciséis años, en uno de sus habituales debates, le espetó a su padre: “tú eres un conservador de izquierdas y yo soy una progresista de derechas”. 

Cuando me lo contó mi amigo me partí de risa. Él se mostró ofendido y cuanto más insistía en el tema, más me reía yo. Sucedió hace unos cuantos años y no lo he olvidado. Hoy aquella joven es una mujer muy inteligente y con enormes capacidades.

Esta anécdota me viene a la cabeza leyendo un artículo de Nicanor García, Portavoz de Ciudadanos en la Junta General del Principado de Asturias, en La Nueva España.

El portavoz de Ciudadanos nos habla de liberalismo y progreso desde un “enfoque socioliberal, o liberal progresista”. Pues vale. Cada uno puede definirse como quiera. Ahora bien, a mí me asaltan unas cuantas dudas con las afirmaciones del portavoz de Ciudadanos.

Nicanor García empieza hablándonos de superar viejas formas y para ello acude al referente de Macron. Eso sí, sin dejar de recordarnos que Francia es un país de revoluciones.

Pues sí señor, lo es y además gracias a ellas nuestras democracias son lo que son. Aunque ese espejo en el que se mira Nicanor García no sé si será muy adecuado. No es por nada especial, lo digo vistas las últimas encuestas sobre la popularidad del presidente francés en las  que ha descendido en diez puntos en un mes. El anuncio de los planes para el sistema fiscal y la reforma de las leyes laborales han contribuido de manera rotunda a este descenso.

Visto esto me reafirmo en que no parece muy buen ejemplo. Si al portavoz de Ciudadanos le sirve pues nada, allá él.

Nos habla, Nicanor García, de una sociedad excesivamente funcionarizada. Este cantar no es nuevo. Esta afirmación, negada por muchos, no explica por donde piensa recortar el número de funcionarios. ¿Personal sanitario? Pero si estamos viendo que no se pueden cubrir ni las jubilaciones de médicos. ¿Jueces? Cuando todos estamos de acuerdo en que sí la Justicia es muy lenta es por falta de personal. ¿Profesores? Oiga que las aulas están saturadas de alumnos.

¿Me quiere explicar en donde metemos tijera? Esa pregunta no la responde Nicanor García. Aunque lo que quiere decir, pero no dice  -y no hay que ser adivino - es que está pensando en privatizar aún más los servicios públicos. Así de claro.

Se refiere también en su artículo el portavoz de Ciudadanos a la “transición del mercado laboral hacia la era de la tecnología digital, imparable en un mundo globalizado”.

Es innegable el empuje de la tecnología digital, pero no hay que olvidar otras industrias ni el mucho menos el mundo rural, que está a punto de extinguirse en nuestro país.

Confirma, Nicanor García, que el PP “pone todas las trabas posibles” en la lucha contra la corrupción y para su desgracia -así lo da a entender - “hemos tenido que pactar con el PSOE y Podemos”. Es una desgracia, desde luego.

Llegados a este punto se acuerda del presidente de Murcia. Yo recuerdo el tiempo que tardó Ciudadanos en tomar una decisión.

Cita cuatro medidas: tarifa plana para autónomos, bajada IRPF para rentas más bajas, complemento salarial para menores de treinta años e incremento de tiempo para la paternidad. Se le llena la boca con eso del carácter progresista de Ciudadanos.

Pues vale, si todo su  progresismo es eso pues bien, señor Nicanor García.

Insiste don Nicanor en las reticencias del PP a cambiar sus políticas, y se refiere al acuerdo que realizaron con ellos para ejecutar 150 medidas. A pesar de ello no se le ocurre dejar de apoyar al gobierno de Mariano Rajoy.

Luego pasa ya a lo de casa: “Asturias necesita un gobierno innovador, que introduzca reformas, que evite duplicidades en la administración, que prepare la transición del mercado laboral hacia la sociedad del conocimiento…”

Veamos señor García. ¿Qué innovamos? ¿Con quién innovamos? ¿De qué duplicidades habla? Por favor, díganos a qué se refiere.

Y ya para terminar, la sociedad del conocimiento es aquella que en gran parte tiene que emigrar de este país, de Asturias, por falta de apoyo de las instituciones públicas y las empresas. La sociedad, los ciudadanos, tenemos muchos conocimientos, a pesar de los pesares.

Y ya para rematar nos cuenta que Albert Rivera habló en la escuela de verano de Ciudadanos de “la revolución que deber ser educativa, laboral y hacia la innovación, y esto, junto con una regeneración de los partidos y de las instituciones que hagan que la gente vuelva a confiar en la política…”. ¿Rivera hablando de revolución?  Usted que militó en el CDS y luego en el PSOE ¿será parte de esa regeneración?

Palabras, palabras y más palabras. Vaguedades. Un mensaje sin concretar que es como no decir nada.

Nicanor García puede estar encantado, yo como ciudadano no salgo de mi asombro.

Querida amiga, no sé si seguirás pensando lo mismo. Espero hablarlo un día contigo, y con tu padre – puede ser muy divertido-. Desde luego no te estoy comparando con nadie, me has venido gratamente a la memoria y nada más. Tengo que confesarte que estoy en la línea paterna, qué le vamos a hacer.

Lo siento, por mucho que lo intento eso del progresismo de derechas no lo acabo de entender.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario