30 mar. 2018

Millás nos dice Que nadie duerma



No soy de los que destripan el último libro que han leído. Doy mi opinión. Escribo sobre las sensaciones que me provoca. Leído unos días más tarde diría otras cosas. Pues bueno. No me importa.

Hoy voy a romper con mi costumbre: voy a contarles de que va Que nadie duerma de Juan José Millás.

Lucía, mujer pájaro y falsa delgada, deambula por Madrid-Pekín en su taxi. Antes era programadora informática pero un cabrón de empresario se cargó la empresa y dejó a los trabajadores en la calle. Tuvo una madre y un pájaro muy especiales. No le gusta la ópera. En el taxi escucha a todas las horas Turandot de Puccini. Espera, día tras día, por un pasajero. Para él se acicala. Llegará el momento en que se suba al taxi y su vida cambiará. Mientras aguarda los clientes pasan y van dejando su huella. Sin darse cuenta todo se va complicando, como en una ópera. Vida y deseo son uno para Lucía. Se cumple su anhelo y, como en una ópera, brota el drama. Traición, dolor, muerte. Igual que en una ópera, igual que en la vida.

Ya está, de eso trata Que nadie duerma. ¿No se han enterado de nada? Hay más, desde luego, pero para averiguarlo tendrán que leerlo.

La publicidad habla de una novela de amor y terror. Olvídense de eso del terror. No lo hay. La novela va in crescendo, como en una ópera, y la solución final que nos ofrece Millás parece ajustada a la historia. No me resultó ni estrambótica ni terrorífica.

Nuestra mente nos lleva por caminos desconocidos. Vaga en libertad y es incontrolable. Muchas veces nos asustamos de nuestros propios pensamientos. ¿Somos lo que pensamos o lo que parecemos? Millás mezcla y agita realidad e imaginación – ¿tal vez deseos? -. Mejor que nadie duerma pues nuestros monstruos interiores pueden salir de la oscuridad y hacerse muy reales.

Déjense llevar por la curiosidad. Acérquense a su biblioteca pública o librería preferida y léanlo. No se dormirán.

Licencia de Creative Commons
Millás nos dice Que nadie duerma by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario