1 may. 2018

Pasajeros al tren: Próxima estación, Atenas



Próxima estación, Atenas es el título del último libro de Petros Márkaris, traducido por Montserrat Franquesa y Joaquim Gestí.

No es una novela del comisario Kostas Jaritos. Tampoco trata de trenes. Ni siquiera de viajes. Es un recorrido físico por Atenas, pero también una andadura vital.

Siguiendo la Línea 1, que forma parte de la red de metro ateniense, y que une el Pireo con Kifisia, veinticuatro estaciones, Márkaris nos hace de guía por Atenas. El metro es el vehículo que utiliza el autor para desplazarnos. Cada estación es un encuentro con la realidad al tiempo que con el pasado.

Edificios, parques, tiendas, tabernas, restaurantes o librerías van conformando ese espacio, y lugar de vida, que es Atenas. Algunos barrios tienen entidad, otros son anodinos e incluso feos, como en toda gran ciudad. Petros Márkaris nos cuenta su origen y evolución. Atenas es una ciudad de acogida y los inmigrantes no siempre fueron, y son, bien acogidos. Algo muy común en todo el mundo.

El desarrollo urbano ateniense tuvo su pilar en “una particularidad de la ley griega del suelo conocida como antiparoji o contraprestación de terrenos”. Este sistema, implantando a comienzos de los años cincuenta del siglo pasado, consistía en la cesión de un terreno a un constructor a cambio de un piso o más. Sobre ese sistema se fundamentó el “milagro económico griego” de aquellos años. Ya sabemos como acaban estos “milagros”.

Es una visión amable, cariñosa, de la ciudad en la que vive. La nostalgia recorre las páginas. Márkaris añora las viejas tabernas, los restaurantes en los que se degustaban bebidas y platos tradicionales. Extraña aquellos barrios en los que los vecinos se conocían, convivían.

Historia y política tienen su espacio, pero siempre como complemento para entender cada una de las zonas que nos describe.

No he podido evitar el paralelismo con las grandes ciudades españolas. Una ciudad como Madrid ha “sufrido” una transformación muy similar a la de Atenas. He percibido sus descripciones como algo muy cercano.

Petros Márkaris tiene un gran conocimiento de la ciudad. Se nota que la ha pateado. Ya nos lo ha demostrado con las andanzas de Jaritos. El libro puede servir como un acercamiento a la ciudad para los visitantes.  Los turistas recorremos solo una pequeña parte de la ciudad, tras la lectura de este libro podemos entender un poco más lo que hemos visto: Plaka, Monastiraki, plaza Sintagama, plaza Omonia… Me sirvió para rememorar la ciudad.

Pues nada, si les apetece leerlo lo podrán encontrar en su biblioteca pública o librería preferida.

Licencia de Creative Commons
Pasajeros al tren: Próxima estación, Atenas by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario