30 may. 2010

Un cinco por ciento más pobre


Muchas personas se han alegrado de que a los trabajadores de las administraciones públicas se nos vaya a recortar el salario. Nos lo merecemos, somos unos vagos.
No voy a justificar nada. No voy a pedir perdón por trabajar en la administración local. Tampoco voy a justificar al resto de los trabajadores públicos. En todo caso, pediría una reflexión seria sobre la calidad de los servicios públicos hoy. ¿Eran mejores hace treinta o cuarenta años? ¿Tendremos algo que ver quienes en ellos trabajamos? Se acabó. Que cada uno valore.

Hasta ahora pensábamos que los derechos de los trabajadores de los servicios públicos eran intocables. Es más, las mejoras que se introducían en este sector siempre han repercutido favorablemente en el sector privado y eso era bueno para la sociedad en su conjunto. Pues se acabó. Lo que creíamos imposible ha dejado de serlo. ¿Qué va a pasar en la empresa privada? Aviso a navegantes.

Hasta hace bien poco el gobierno defendía la idea que el Plan E y la Ley de Economía Sostenible iban a reactivar la economía y salvarnos de ponernos a la altura de Grecia. También se nos dijo que no se iban a reducir los sueldos de los empleados públicos. Las cosas cambiaron de un día para otro. Vaya que si cambiaron. Además, pretenden que no nos cabreemos y que asumamos el daño que se nos infringe. Todo es por nuestro bien. La salvación de la economía española está en que nosotros, los trabajadores de los servicios públicos, ganemos menos.
Gracias por pensar en nosotros. Es nuestro deber. Aquí tendría que poner todas las prebendas que tenemos y lo poco y mal que trabajamos. Como comprenderán voy a dejarlo correr. Para eso ya están otros muchos. Eso sí, cuando salgamos de esta, que vamos a salir, faltaría más, estaría bien que alguien se acordara de nuestro esfuerzo. Cosa que dudo. Nadie se acordó en todos estos años cuando perdimos poder adquisitivo o cuando tuvimos congelado el sueldo. En esta ocasión no va ser distinto. Total, para lo que hacemos ganamos mucho.

Por sí alguien no se ha enterado, este recorte salarial se situará en un intervalo que oscilará entre el 0,56% y el 7%. El recorte de los salarios de los miembros del gobierno será del 15%, para los directores generales será de un 10%, y los subsecretarios tendrán un tijeretazo de un 9 por ciento. Pobrecitos los del gobierno. Ahora que me acuerdo ¿han dicho algo de las dietas para los altos cargos? ¿los coches oficiales? ¿los desplazamientos gratis de diputados, senadores, etcétera? ¿senadores y diputados tendrán que tener 30 años cotizados para cobrar las pensiones?
Por cierto, dicho esto, ¿quiénes son los que me recortan el sueldo? Ah, eso se decidió en el Congreso de los Diputados. Pues vale. Ellos y yo estamos en igualdad de condiciones ¿a qué sí? Gracias por tratarme igual que os tratáis vosotros.

En el resto de grupos de funcionarios la bajada de su salario irá acorde con su grupo ó categoría, así los funcionarios del grupo E verán rebajado su salario un 0,56%, los del C2 un 2,75%, del C1 un 4,5%, el A2 el 5,75% y el A1 un 7%. Para tranquilidad de los que piensan que el recorte está bien pero no es suficiente, decirles que este descenso del salario afectará tanto al sueldo base como a los complementos: el complemento específico se reducirá en un 5%, menos en el caso de los funcionarios del grupo E, donde sólo descenderá un 1%.
Recuerdo, y ya no voy a dar más datos, que los empleados de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, se bajará el 2% el salario base, mientras que el otro 3% se aplicará a las retribuciones complementarias. En el caso de las entidades locales, el ahorro que se consiga por este recorte de gastos se utilizará para reducir el endeudamiento y financiar inversiones. Casi se me olvida: la subida del IVA también es para nosotros.
Ven, en el fondo tienen razón. Salvaremos el país. De las pensiones ni voy a hablar, ¿para qué?

En todo este follón podríamos acordarnos del proceso de reestructuración ordenada bancaria. Suena bien ¿verdad? Podemos recordar que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria está dotado, inicialmente, con 9.000 millones de euros: 6.750 procedente de los Presupuestos Generales del Estado y 2.250 procedentes de los Fondos de Garantía de Depósitos.
Saben de donde salé todo este dinerito. Pues de donde siempre: de nuestros bolsillos. Bueno, un poco más de la cartera de los trabajadores de las Administraciones, ya saben.
A estas alturas todavía no sabemos que bancos han recibido ayudas, cual fue su cuantía o cuando las van a devolver y con qué intereses. ¿Estoy confundido y ninguna entidad bancaria española recibió dinero público?

Ahora se habla mucho de déficit público y quienes más jalean este término son aquellos que lo han engendrado. Qué nadie se equivoque: no hemos sido los trabajadores de la cosa pública, ni los servicios públicos los que lo hemos generado.

Como esto se está convirtiendo en un totum revolutum ¿alguien me puede decir qué fue de las reformas que preconizaba el G-20? ¿Qué controles se van a llevar a cabo en las entidades financieras para que dejen de especular? ¿Qué medidas se van a tomar con los paraísos fiscales? ¿Cuándo los más ricos van a pagar proporcionalmente a su riqueza? Impuesto de patrimonio ¿a quien benefició su eliminación? ¿Alguien se acuerda de los 400 euros de devolución en el IRPF? ¿Quién lo notó en su cartera? ¿De verdad que mejoró la economía de las familias con 2,500 euros por hijo?
El cúmulo de interrogantes sería enorme. Hay otras fórmulas que se conocen y no se toman. Vuelvo a repetir: ¿dónde se están articulando controles?

El crecimiento ilimitado y exponencial no es posible. El consumo tiene que disminuir; los beneficios del 20 por ciento y más, no son normales. Tenemos que cambiar nuestra forma de vida, pero eso sí, los primeros los que más tienen.
No puedo dejar de acordarme del Partido Popular y de su excelso líder, Mariano Rajoy. ¿De verdad piensan que pueden dirigir este país? Si este es el recambio, estamos jodidos.

Gracias a los que han pensado que rebajando el sueldo a los trabajadores de los servicios públicos España saldrá adelante. Esta confianza en nosotros no se paga con palabras.


Creative Commons License
Un cinco por ciento más pobre by M. Santiago Pérez Fernández is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

8 comentarios:

  1. Tengo que reconocer que no se si estoy deprimido o tengo el ego subido. Me han convencido de que soy culpable de la crisis y eso me deprime pero, por el contrario, me han puesto al mismo nivel que especuladores, banqueros sin escrúpulos, corruptos, expertos en pelotazos, altísimos cargos, etc. y eso... me pone.
    Para colmo, ni el gobierno (ni éste de aquí ni otros de otros lado), ni todos los que comparten conmigo la responsabilidad de la situación actual, han sido capaces hasta ahora de solucionarla. Yo, con mi 5% (o lo que sea) si, lo voy a arreglar. Toma ya. Se me ha pasado la depresión.

    Por cierto, es evidente que soy empleado público.

    ResponderEliminar
  2. Como ciudadano de a pie creia que los funcionarios, especialmente los socialistas de gustos caros, y estómago agradecido estarían encantados con una acción tan solidaria como la de redistribuir en beneficio de todos un poco de su sueldo, a pesar de ser una ínfima cantidad que apenas cubriria la mitad del tiempo que se pasan tomando cafelitos o echando cigarritos.

    ResponderEliminar
  3. Este último comentario confirma lo que dije en un texto anterior: hay personas que no se atreven a dar la cara para dar su opinión. Este texto confirma al pie de la letra mis afirmaciones.
    Como comprenderán su opinión no me merece ningún respeto. Ya me imagino que a él/ella eso le importará un pito. La diferencia entre esta persona y yo es que yo firmo lo que digo y él/ella se esconde.¿Será que se averguenza de lo que dice? ¿Será que es incapaz de mantenerlo con la cabeza alta? ¿Qué será?
    De todas formas le doy las gracias por perder su preciado tiempo en leerme y en mandarme anónimos.
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué cuando se da una opinión tenemos miedo a hacerlo poniendo debajo un nombre?
    Si lo que se dice tiene un mínimo de razón, la pierde en el momento en que el autor se escuda en el anonimato. Si no la tiene pero está firmada, es respetable sólo por eso aunque no sea compartida.

    ResponderEliminar
  5. No voy a entrar a valorar nada de lo que aqui se comenta y mucho menos posicionarme a favor de nadie. Creo que cuando alguien defiende algo, y lo hace desde el anonimato, lo que está defendiendo o no cree en ello y/o lo hace por fastidiar.

    Considero que desde el anonimato es indefendible ningún argumento.

    ResponderEliminar
  6. Tan anónimo resulta firmar así, como poner Jorge o Pilar sin apellidos y DNI por lo tanto me quedo bien tranquilo por lo pobre de su argumento.La incompetencia, la afición desmedida por el despilfarro y lo mezquino de la enquistada izquierda socialista española, empecinada en hundir el pais cada vez que alcanza una mínima cuotade poder es la única responsable de que ustedes tengan que pagar el impuesto revolucionario que pretende imponer su amado lider mr. Zparo. No me disgusta que por una vez también vayan a por ustedes porque ni los autónomos, ni empresarios, ni demás trabajadores pueden ya con la presión impuesta por este gobierno de quinta regional que a medio plazo será considerado una sombra en el desarrollo social y económico de España. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Los comentarios anteriores tienen un nombre y apellidos, dispongo esa información. No tengo necesidad de exponerlos a todo el mundo. Este es un blog privado. Usted es la única persona a la que le he permitido esto y todo ello para que tengan otro tipo de opinión quien pueda leer estos textos. Y como no, otra forma de entender la libertad de expresión que yo no comparto en absoluto.
    De todas formas gracias por seguir leyendo este blog, pero le ruego que sí desea que le publique más comentario me proporcione sus datos reales.
    Gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  8. Leches con el 5%...que si un poco por allí que si un poco por allá a mí el 5% me supone una pasta a fin de mes. Pero es que a esto le añado, recortes en ayudas sociales, negativa al derecho a pataleo por la condición de mi empleo (hablo y me meten un expediente, aunque sigo luchando por cambiar esto y la cosa va mejorando), reducción de gastos para la seguridad mía y de mi familia, limitaciones en el normal desarrollo de mi trabajo para ahorrar dinero, limitaciones en mis posibilidades de evolución en la "empresa" por recortes presupuestarios...así un largo etc.. Lo que no entiendo es como se nos reduce el salario y luego nos encontramos innumerables subvenciones cuantiosas a causas ridículas de ámbito nacional e internacional. Hace falta un cambio, ¿hacia dónde?, que sean los ciudadanos quien decidan.
    Ésta gente que nos pide ser solidarios redistribuyendo nuestro sueldo, acaso no se dan cuenta que si yo me permitía el lujo de salir 2-3 veces ó ó 5 a cenar, a comprar, a gastar vamos....a su negocio ahora a lo mejor voy una ó ninguna, que a lo mejor eramos unos cuantos y ahora él o su mujer que eran empleados de ese negocio se pueden quedar sin sueldo porque el empresario no cubre márgenes....
    Ésta gente que tanto se queja de los funcionarios y de que no hacen nada, ¿por qué no han opositado a una plaza?....
    P.D.: Enhorabuena por el blog, se agradece oir cosillas del pueblillo en la distancia, uno que se tiró 26-27 años en el pueblo y que a pesar de no ser ni astur de nacimiento...cuando le pregunta de donde es, siempre se le queda la boca pequeña para decir ¿yo?....ASTURIANO, de TINEO.

    ResponderEliminar