26 jul. 2016

En España no se lee

Publicado en La Nueva España el 26 de julio de 2016

El reconocimiento de la existencia de un problema es el primer paso para buscarle una solución. En relación con la lectura los españoles tenemos uno muy gordo.

Según el barómetro del CIS de junio el 39,4 por ciento de los españoles no han leído un libro en el último año. Los datos son el resultado de 2.484 entrevistas realizadas a mayores de dieciocho años en 257 municipios y 48 provincias.

Tras esa desoladora cifra le sigue otra similar: el 27,9 por ciento han leído entre dos y cuatro libros. En el mejor de los casos, un pobre 8,8 por ciento, ha leído trece o más libros.

Los datos demuestran que en España se lee muy poco. Luego podremos hablar del número de libros editados, incluso de la red de bibliotecas públicas, da igual, la cruda realidad nos dice que la lectura no motiva a una inmensa mayoría de la población.

Por lo que puedo apreciar día a día el leer es una carga para muchos. O bien es una obligación o bien queda relegado a un grupo minoritario. En muchas ocasiones la falta de tiempo es una de las causas para no leer. Es decir, se lee cuando no hay otra cosa que hacer. Lo más normal es optar por la televisión, incluso antes que por internet.

Probablemente en la actualidad se lea más que nunca. No es una contradicción. Miren en que índices estamos así que podemos imaginar de donde partíamos.

En la década de los años ochenta, del siglo pasado, se empezaron a construir y modernizar las bibliotecas públicas. A la par se fueron realizando campañas de animación a la lectura, siempre escasas y sin continuidad en el tiempo, que contribuyeron a acercar el libro a la sociedad. Sin olvidar, faltaría más, el enorme avance en el acceso a la educación y a las universidades.

Pues bien, sin restar importancia a ese progreso, algo no estamos haciendo bien.

Sí tenemos las generaciones más preparadas, sí el acceso a la educación es universal - aunque cada vez más cara -, sí disponemos de una red nacional de bibliotecas públicas muy importante ¿por qué no hay más lectores?

Entre los jóvenes en edad escolar, a todos los niveles, hay escasos lectores. Eso sí, los que lo son leen mucho. Es más, suele haber una relación bastante directa entre los buenos lectores, su capacidad de expresión y de comprensión. Sin olvidar su rendimiento académico.
Creo que la correspondencia entre el fracaso escolar y la carencia de aptitudes lectoras es muy importante. Desde luego existen otros factores que lo explican pero este no es desdeñable.

Educación, cultura, capacidad crítica, entretenimiento están íntimamente relacionados con la lectura. Por cierto, ¿los resultados electorales también?

Licencia de Creative Commons
En España no se lee by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario